NOTAS DESDE TOKIO

El salón de belleza japonés

En Tokyo se le da mucha importancia al cuidado del cabello. Muchos van, sin falta, una vez al mes al salón de belleza para recibir un corte de cabello

OPINIÓN

·
Regina Palacios / Notas desde Tokio / Opinión El Heraldo de México

En Tokyo se le da mucha importancia al cuidado del cabello. Muchos van, sin falta, una vez al mes al salón de belleza para recibir un corte de cabello, retocar color o por un tratamiento acondicionador. Por esta razón no es sorprendente que existan más de 250 mil salones de belleza en el país.

La experiencia del salón es muy diferente a lo que conocemos en México. Los estilistas no sólo necesitan estudiar en una escuela especializada para conseguir su licencia, además es necesario cumplir con años de práctica y entrenamiento en un salón de belleza donde se aprende directamente de los estilistas con más experiencia, recibiendo evaluaciones constantes, participando en concursos, etc., sólo para poder recibir el título de estilista.

Los salones de belleza japoneses se preocupan por cada detalle y eso incluye tener un local impecable, con diseño de interiores que podría ser confundido por el de una tienda boutique de moda. Normalmente uno debe agendar su cita desde una semana antes y no se atienden más de dos o tres personas a la vez, creando una experiencia más personal.

A la hora del lavado de pelo también recibes un masaje capilar relajante y usualmente hay un menú de bebidas del cual puedes elegir entre un café o té, mientras te entretienes con un iPad, en lo que el estilista se encarga de darte el mejor servicio capilar. De entre los servicios que puedes recibir, uno de los más populares es el permanente.

En Japón existen muchos tipos diferentes de permanentes que varían desde el look de rizos definidos hasta el digital perm, que da el efecto sutil, también puedes únicamente estilizar el copete o las puntas del cabello, y por supuesto el popular alaciado permanente para un look geométrico y definido.

Los colores de fantasía también son un look indispensable. Existen salones que se especializan en el diseño de color, pero la mayoría de los establecimientos tienen un gran rango de colores de fantasía y el público en general está abierto a experimentar con nuevos cambios sin importar su género o edad. No sólo los colores más aceptados en los últimos años como el rosa, sino también otros colores menos esperados como el amarillo y el verde. Además, dentro de cada color puedes elegir de entre un sinfín de tonalidades, combinaciones y composiciones de color.

El mundo del cabello en Japón abarca mucho más que sólo los salones de belleza. Es una industria con el mismo nivel de reconocimiento e importancia que cualquier otro medio artístico y nos invita a incorporar innovación y creatividad a una práctica que, de otra forma, podría convertirse en cotidiana y monótona.

POR REGINA PALACIOS
@BABYBLUE

MAAZ