TRES EN RAYA

Caso Del Río Virgen; Morena se quiebra

Morena se enfrenta a una coyuntura que podría significarle una fractura importante

OPINIÓN

·
Verónica Malo Guzmán / Tres en Raya / Opinión El Heraldo de México

Los regalos y sorpresas por las fiestas decembrinas continúan en Morena; no necesariamente de lo más agradable para los implicados. Iniciando con la instrucción del TEPJF a la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales de entregar al INE la información sobre Pío López Obrador, continuando con la próxima extradición de Argentina a México de Carlos Ahumada y terminando —la última— con el arresto de José Manuel del Río Virgen en Veracruz.

Del Río Virgen, secretario técnico de la Junta de Coordinación Política en el Senado, miembro de Movimiento Ciudadano y cercano a Ricardo Monreal, fue detenido en la mencionada entidad mientras viajaba en su automóvil con su familia.

Clemente Castañeda, coordinador del partido MC en el Senado; Dante Delgado, presidente de dicho instituto político, y el senador Monreal han acusado que la detención fue realizada de manera ilegal y por encargo a la fiscalía —no autónoma— de Veracruz; lo han denominado, incluso, un secuestro con fines políticos.

La Fiscalía veracruzana sostiene que la detención se da por estar acusado de participar en el asesinato del ex candidato de MC a la alcaldía de Cazones, René Tovar.

Esta detención ha expuesto las fracturas en la 4T y demuestra que lo único que sostiene la hegemonía de este partido es AMLO. Así también, que hay dedicatoria especial para MC, máxime por su reciente crecimiento electoral.

Hay interés por parte de la Fiscalía de Veracruz de probar que Del Río Virgen tuvo algo que ver en el homicidio de Tovar; de confirmarse, ello enlodaría a MC y lo colocaría en la bolsa de la corrupción del resto de los partidos. Por lo pronto, mientras se le mantenga en prisión, la duda está servida.

Dante Delgado, exgobernador, antes también compañero de campañas de AMLO, hoy presidente de MC, amaga con la desaparición de poderes en Veracruz y acusa al ejecutivo local, Cuitláhuac García, de llevar a cabo una venganza política contra MC. Desde el principio del sexenio este partido ha coqueteado con la oposición y con López Obrador, sin firmar alianza con ninguna de las partes, aduciendo que son una tercera alternativa política. Tal vez el asunto Del Río Virgen lo haga considerar aliarse con la muy alicaída oposición con el ánimo de regresarle la pulla a Morena. Mas tal vez no valga la pena.

Pero no solo MC sufre el vendaval; de igual forma y tal vez como un azote inesperado, el impacto lo reciente Monreal, morenista y muchas veces descartado por López Obrador como presidenciable.

Lo sucedido es un anuncio de facto de la salida de Monreal de la 4T; el senador clamó, después de todo, abuso del poder en Veracruz tras la detención de Del Río y exigió que pare el clima de persecución. En un acto reflejo, Monreal convoca incluso a un juicio político del fiscal de Veracruz.

López Obrador le respondió con una defensa absoluta de Cuitláhuac: “Se trata de un gobernador: honesto, íntegro, incapaz de llevar a cabo una injusticia en contra de nadie”, dijo. Abundó: “Es el mejor gobernador que Veracruz ha tenido en muchos años”. Habría que preguntárselo a los veracruzanos; vaya que han tenido malos y peores….

La detención de Del Río Virgen traerá muchos dolores de cabeza a los diferentes bandos, conformará nuevas alianzas y será un hito más de que en la 4T no se permite ningún tipo de disenso, protesta o desacuerdo.

Finalmente, ojalá el caso se resuelva basado en la justicia, no en una vendetta política, culpando a quien sea el mejor chivo expiatorio. Lo dudo.

Por: VERÓNICA MALO

Leyenda