UN MONTÓN DE PLATA

AMLO, sepulturero del sector automotor

Los datos más recientes reportados reflejaron un desplome mayor a 20 por ciento en la producción de vehículos ligeros durante noviembre

OPINIÓN

·
Carlos Mota / Un Montón de Plata / Opinión El Heraldo de México

“Nunca quiso recibirnos, no le importamos”, me dice el director general de una de las empresas automotrices más relevantes del país. “Nos canalizaba con Alfonso Romo, o con Ebrard o con Tatiana Clouthier”, relata, al referir las innumerables solicitudes de él y sus colegas de otras firmas para sostener una reunión con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Ese desdén del Presidente por el sector no encuentra explicación entre el cuerpo directivo de las empresas globales apostadas aquí. Los empresarios no comprenden por qué AMLO no ha priorizado a la industria. La propia subsecretaria de Economía, Luz María de la Mora, planteó el fin de semana la relevancia del sector: representa 4 por ciento del PIB; 19 por ciento del PIB industrial; genera un millón de empleos formales y cinco millones de empleos indirectos.

La desatención expresa del Presidente ya está cobrando una factura dolorosísima en la industria. Los datos más recientes reportados reflejaron un desplome mayor a 20 por ciento en la producción de vehículos ligeros durante noviembre; así como una caída de 16.46 por ciento en las exportaciones.

Las caídas en producción son tan pronunciadas que están significando menos negocio, menos empleo y menor funcionamiento del engranaje económico en el peor momento para el país. Empresas muy importantes como Volkswagen, por ejemplo, experimentaron caídas en producción en noviembre de 9.7 por ciento; General Motors, de 43.7 por ciento; y Audi de más de 22 por ciento. Es una catástrofe.

El Presidente puede escudarse en que la industria está alterada globalmente, por la crisis de los semiconductores. Pero eso sería una justificación muy miope, porque en varias partes del mundo se están instrumentando estrategias para equilibrar la situación. Por eso Toyota se lanzó a anunciar una inversión gigantesca de Dlls. $1 mil 300 millones en Carolina del Norte, para instalar una planta de fabricación de baterías. De igual forma, Ford anunció anteayer una inversión de Dlls. $900 millones para modernizar sus plantas en Tailandia.

Esta empresa duplicará su capacidad robótica en una firma que tiene en alianza con Mazda, y derramará Dlls. $400 millones a toda su cadena de proveeduría. Si el Presidente estima que de manera “natural” este tipo de inversiones llegarán a México gracias al T-MEC, está muy equivocado. A estas corporaciones hay que mantenerlas con constante atención, porque sus ojos están puestos en todo el mapa global para decidir su siguiente jugada de inversión.

Así que como van las cosas, la tumba del sector ya tiene sepulturero: es el presidente de México.

PHILIP MORRIS

La empresa que encabeza Andrzej Dabrowski obtuvo el certificado de Declaración de Carbono Neutral para su planta de Zapopan, Jalisco. La empresa busca alcanzar la neutralidad de emisiones en 2030.

POR CARLOS MOTA
WHATSAPP: 56-1164-9060
TIKTOK: @SOYCARLOSMOTA

MAAZ

Sigue leyendo

Amenazas de muerte en Santa Lucía

Honor a los militares por AIFA

Prácticas anticompetitivas de Megacable