DESDE AFUERA

México: la nueva "Leyenda Negra"

Al margen de posturas políticas, el delito debe ser perseguido. La percepción es de una impunidad rampante y eso no ayuda al país

OPINIÓN

·
José Carreño Figueras / Desde Afuera / Opinión El Heraldo de México

El pasado 20 de octubre, hubo una balacera en un centro nocturno de Tulum y entre los muertos estuvo Anjali Ryot, una joven influencer india, basada en Los Ángeles, cuyo cadáver fue repatriado seis días después.

Bien o mal, esa es la imagen de México para un número de personas en India y California: un país violento, donde los tiroteos son en la calle o como ocurrió con Anjali Ryot y sus acompañantes, mientras comían en la terraza de un restaurante-bar.

La explicación de las autoridades fue perfectamente lógica: un problema de violencia entre bandas que se disputan el tráfico de drogas. De detener a los responsables o algo igual de exótico... bueno, fueron grupos que se disputan el terreno.

Una turista alemana murió en el mismo tiroteo y como estaba en la misma mesa que Anjali, la explicación a las autoridades alemanas fue la misma. No podía esperarse menos, por consistencia.

Lo malo es que esas muertes suman a la creciente leyenda negra en torno al país y a la ineficacia de sus autoridades en los tres niveles —federal, estatal o municipal— para enfrentar una violencia que lleva ya más de una década, y alrededor de la cual gira un debate político que, visto desde afuera, parece incomprensible.

Porque al margen de posturas políticas, el delito debe ser perseguido. La percepción es de una impunidad rampante y eso no ayuda al país, en general, ni al gobierno en turno, así la situación de inseguridad se haya desarrollado a lo largo de años o décadas.

El hecho real, es que pese a los reclamos del gobierno, el problema del crimen organizado parece desbordar límites sin que haya la respuesta correspondiente del Estado.

Y la imagen es de que México es un país donde reinan la delincuencia y la impunidad.

En buena medida, es culpa propia. El debate político ha sido el constante acompañante de la estrategia para atacar el narcotráfico y las denuncias sobre ineficacia y corrupción han sido parte real del problema.

La muerte de la influencer india y la turista alemana es el reciente capítulo en la nueva "leyenda negra" de México, presentado cada vez más como un lugar inseguro para los viajeros y hostil para sus propios habitantes.

El presidente Andrés Manuel López Obrador tiene razón al afirmar que el problema tiene profundas raíces socio-económicas que deben ser resueltas.

Pero la solución, infortunadamente, no pasa sólo por el perdón y una actitud comprensiva; debe incluir un aspecto represivo, representado por la Policía y las fuerzas de seguridad del Estado, también uno punitivo, judicial y penitenciario, igualmente eficientes y honorables.

La inseguridad, la impunidad, pueden tener explicaciones políticas y sociales domésticas, pero con frecuencia los hechos como la muerte de Ryot, una influencer especializada en turismo, tienen un impacto mayor que los razonamientos del mandatario.

POR JOSÉ CARREÑO FIGUERAS.
JOSE.CARRENO@ELHERALDODEMEXICO.COM 
@CARRENOJOSE1

CAR