PERMANENCIA VOLUNTARIA

El último duelo de Matt Damon y Ben Affleck

Matt Damon y Ben Affleck se volvieron a reunir en el filme El Último Duelo, no solo como actores, sino como guionistas y productores

OPINIÓN

·

Veintitrés años después de haber ganado un Oscar por el guión de la cinta Mente Indomable, Matt Damon y Ben Affleck se volvieron a reunir en el filme El Último Duelo, no solo como actores, sino como guionistas y productores de esta película que pone sobre la mesa el que podría haber sido el primer caso de #Metoo de la historia.
 
El 29 de diciembre de 1386, en Francia se realizó el último duelo a muerte registrado en la historia. Entonces era una práctica común. ¿La razón? Una mujer casada llamada Marguerite de Carrouges declaró públicamente haber sido violada por otro hombre, uno que además servía al rey Carlos VI. Este es el contexto de una historia que a pesar de tener más de 600 años de antigüedad, se siente más actual de lo que nos gustaría. La única diferencia es que hoy el honor de una mujer ya no se disputa en un duelo a muerte entre hombres, ese lo defendemos nosotras, las propias mujeres, hablando, gritando, manifestándonos. De esto va El Último Duelo, cinta dirigida por el gran Ridley Scott, quien al más puro estilo de El Gladiador, nos lleva de la mano por esta historia desde los tres puntos de vista de los protagonistas, lo cual resulta genial pues invita al espectador a quedarse con su propia verdad de los hechos. ¿La violó o no? ¿Ella lo consintió, acaso lo disfrutó? ¿El marido de ella provocó que esto sucediera? Muchas preguntas con aún más respuestas que seguramente generaran sendos debates como el que tuvimos algunos colegas y yo al salir de la función.
 
De esto se trata el cine, no solo de entretener (que dicho sea de paso esta película aunque es un poco lenta, es entretenida) sino también de generar diálogo, discusiones y conclusiones. Precisamente de eso platiqué con Matt Damon y la guionista Nicole Holofcener, quien le aportó la visión femenina necesaria a esta historia en la que “solo existe el poder de los hombres”, como se escucha en una frase entre dos de los personajes del filme.

“Cuando escribimos esta historia sabíamos que era contemporánea en ese sentido pero creo nosotros solo nos enfocamos en esta persona en particular, en esta gente, en este tiempo, nosotros no estamos haciendo un documental o tratar de decir que esto sigue sucediendo porque aunque no siguiera pasando, esta película seguiría siendo un reto y algo muy interesante de hacer, pero sí sigue pasando y nosotros no queríamos hacer enojar a la gente. Creo que es importante que la gente sepa que hay mucho material sensible en la cinta”. Estas son palabras de la guionista nominada al Oscar, quien junto con Matt Damon y Ben Affleck tardaron unas 6 semanas en concluir el guion que como agregó Damon: “Era muy interesante la perspectiva de esta cultura, los antecedentes de esta cultura de los cuales nosotros ya evolucionamos y lo diferente que es de nosotros y también qué clase de aspectos tenemos hoy y que sobrevivieron, el poder de los hombres, eso sobrevivió y sí, hay líneas como esa que se sienten muy reales para algunos personajes”.

Te puede interesar: The Morning Show contra viento y marea
 
Es muy interesante volver a ver plasmado en la pantalla un guión de Ben Affleck y Matt Damon, quienes entablaron una gran amistad desde que hicieron Mente Indomable en 1997 y por la cual obtuvieron un Oscar al año siguiente. En el filme, Affleck se reservó un papel secundario, pero no por ello menos importante, pues interpreta al conde Pierre, primo del rey Carlos VI, el mandamás de las tierras de todos y quien consiente los actos machistas de su fiel servidor Le Gris (Adam Driver), quien viola a Marguerite interpretada por la británica Jodie Comer. Por su parte, Matt Damon, lleva el papel principal en el filme que a pesar de tan solo durar 2 horas, se siente un tanto más largo y en veces tedioso por la repetición de las historias desde puntos de vista distintos.
 
Recomiendo mucho ver esta película en la pantalla grande pues la producción es brutal, así como las actuaciones y guión.

Para aterrarse…

Pero si lo que ustedes quieren es aterrarse de verdad, entonces corran a ver Halloween Kills: La noche aún no termina, secuela de la secuela de Halloween, que se suponía hace tres años había llegado a su fin después del final que se suponía ya era el final… Así de ridícula como se leen mis palabras, es esta nueva entrega de la franquicia que por más que quieran seguir estirando, la verdad es que ya no da para más. Hace mucho tiempo no padecía tanto una cinta, al grado de quererme salir de la sala. Así es que insisto, si quieren aterrarse de verdad de ver desperdiciado su dinero y tiempo, entonces corran a ver Halloween Kills. No tengo más que decir al respecto porque estoy muy enojada como la gran fanática que soy de género de terror.

Por: Linet Puente