Se acabó el debate sobre Tom Brady

El quarterback jugará su décimo Súper Tazón

Se acabó el debate sobre Tom Brady
Geru / Columna Invitada / Opinión El Heraldo de México

Tom Brady es el mejor quarterback de la historia de la NFL. No es pregunta, es afirmación. Poco a poco, los detractores del veterano pasador han tenido que admitir que el nacido en California es el GOAT (Greatest Of All Times). Con 43 años sigue compitiendo al máximo nivel y además de ser el jugador con más Súper Tazones ganados, es el que más veces ha jugado el partido más importante de la temporada.

En 1999, cuando fue seleccionado en el lugar 199, nadie se podía imaginar el legado que estaba por construir. Una lesión de Drew Bledsoe le abrió la puerta a la titularidad y nunca más la dejó. Durante 20 temporadas defendió los colores de los New England Patriots. En ese tiempo, llegó a nueve Super Bowls, ganando seis de ellos. La polémica lo ha acompañado, muchos lo señalan como un tramposo, pero la realidad es que no existen pruebas que lo comprueben.

Una de las cosas que resaltan en su ilustre carrera es el continuo cambio de compañeros de equipo. No obstante, sin importar con quién jugara, siempre ha sido altamente competitivo; la mentalidad ganadora de Brady es ejemplar, si tuviéramos que compararlo con otros deportistas, tal vez podría equipararse a Cristiano Ronaldo, Roger Federer o Michael Jordan. Siempre hacen lo máximo por salir triunfadores. Esto es lo que ha impulsado a Tom a cuidarse y a seguir en la élite, aún a su avanzada edad (para un deportista).

Sólo para darnos una idea del legado de Brady, ostenta los récords de más partidos ganados para un quarterback (263), más pases de touchdown en la historia de la NFL, incluyendo postemporada, (661), más regresos en el último cuarto para ganar (48) y más drives ganadores (61). Ha sido seleccionado 14 veces al Pro Bowl. Ha llegado a la Final de Conferencia 14 veces. Suma 33 victorias en postemporada, récord de la liga.

Este año en particular, muchos lo dieron por acabado, señalando que no podría trascender en un equipo como Tampa Bay, con otro entrenador, por primera vez en su carrera, diferente a Bill Belichick y en una franquicia que no es precisamente ganadora. Le llevaron talento como Antonio Brown, Leonard Fournette y Rob Gronkowski para cobijarlo y poder competir. Es cierto que la edad ya se le nota, es cierto que su rendimiento ya no es el de hace 10 años, pero sigue siendo un líder y sigue siendo sumamente influyente en su equipo. Obviamente es un deporte de equipo y no es que el pasador haga todo el trabajo, pero es justo esto, la influencia que ejerce Tom, lo que lo distingue en donde juega.

En esta postemporada, superó a quarterbacks de la talla de Drew Brees y Aaron Rodgers, de lo mejor de la Conferencia Nacional. Ahora, para ganar su séptimo Super Bowl, Brady deberá medirse a los poderosos Chiefs de Kansas City, vigentes campeones de la NFL y  el equipo de Patrick Mahomes. Será un duelo entre la gran estrella de la liga durante 20 años y quien parece ser su heredero en esa posición de honor. Disfrutemos a Brady mientras siga como jugador profesional.

 

POR GERU
GERUCORREA@GMAIL.COM
@EL123PORMI


Compartir