Las recomendaciones regionales de la OPS ante la urgencia

En este contexto, por su parte, el martes 26 de enero de este año la Organización Panamericana de la Salud emitió recomendaciones hemisféricas respecto a los principales asuntos de salud en las Américas en  2021

Las recomendaciones regionales de la OPS ante la urgencia
Guadalupe Gonzalez / Nuevos Entornos/ Opinión El Heraldo de México

Muy bien recibido ha sido el cambio de gobierno en los Estados Unidos de América, que augura una nueva política de ese país para la región, en especial respecto a los retos regionales actuales. La cooperación es una condición necesaria para actuar en los próximos meses. Especialmente ante aquellas materia de interés común en las que la pandemia e inequidades son puntos de interés común.

De igual manera, que entre sus primeras comunicaciones internacionales tuviera lugar la comunicación inmediata con las máximas autoridades de la Organización de Naciones Unidas, la Organización Mundial de la Salud, Canadá y México, en nuevo momento de preparación para atender el campo de las urgencias y salud global. 

En este contexto, por su parte, el martes 26 de enero de este año la Organización Panamericana de la Salud emitió recomendaciones hemisféricas respecto a los principales asuntos de salud en las Américas en  2021. Actuar en solidaridad, proveer liderazgo regional en el campo de la ciencia, la ciencia de datos y la transformación digital, entre ellas.

Más específicamente, acelerar las pruebas, medicinas y vacunas para el COVID-19, avanzar en la salud para todos, revitalizar los esfuerzos ante las enfermedades transmisibles y no transmisibles, enfrentar la resistencia a las medicinas, atender inequidades. Todos, relacionados con la agenda de las políticas públicas. 

Reporta con alta preocupación que en la última semana se registraron más de 2.5 millones de nuevos casos de enfermedad por el coronavirus COVID-19 en el continente, en consonancia con la Organización Mundial de la Salud. Pero, alerta en voz de la doctora Clarisa F. Etienne, directora general, de la necesidad de estar consciente de que no se cuenta con dosis disponibles suficientes de la vacuna para detener la transmisión del virus en este momento, o en el corto plazo.

En consonancia, sostiene que se requiere “intensificar” las acciones de salud pública ante la aceleración de la propagación de COVID-19 y sus variantes ante lo que califica como el fracaso de la región y del mundo en el control del coronavirus, que han alcanzado o están cerca de alcanzar las capacidades hospitalarias en América del Norte y del Sur.

Las posibilidades de atención son dispares en las diferentes regiones del hemisferio y se acentúan por el problema de la posibilidad real de adquirir la vacuna, a pesar de los apoyos interregionales.

Para muchos países, por falta de acceso a los recursos económicos que se requieren para los contratos directos con las empresas productoras, por el contexto limitado de la oferta global, o por el hecho de que el proceso COVAX todavía no alcanza a atender el problema con la urgencia planteada. 

A la fecha, la OPS ha logrado la recaudación de más de 263 millones de dólares para la atención a la pandemia en la región de las Américas, apoya al mecanismo COVAX para que la vacuna alcance a todos los países de la región y ha reportado que 18 países cuentan con planes nacionales de vacunación y 23 han completado la Evaluación de Preparación requerida para la vacuna. Sin lugar a duda, un gran reto continental.

 

POR GUADALUPE GONZÁLEZ
*CATEDRÁTICA UNIVERSITARIA


Compartir