¿Soportaría la industria del entretenimiento un 2021 parecido a lo que hemos padecido en 2020?

Al 2020 le quedan los días contados, sin embargo eso no significa que llegando el 2021, todo regrese a la normalidad, mucho menos en cuanto a eventos en vivo se refiere

¿Soportaría la industria del entretenimiento un 2021 parecido a lo que hemos padecido en 2020?
Majo Montemayor / Columna Invitada / Opinión El Heraldo de México

Con una nueva cepa del virus del COVID-19, ya identificada en Europa, empieza a ser preocupante que aún con vacuna, el mundo vuelva pronto a esa realidad en la que podíamos disfrutar de miles de eventos, conciertos y festivales durante el año alrededor del mundo.

Sin duda el 2020 quedará marcado como uno de los años más desafiantes que ha vivido la industria, que a pesar de haber reportado pérdidas por $30 mil millones de dólares a nivel mundial, sigue estando en pie de lucha y encontrando las maneras de sobrevivir, ahora en el mundo digital.

Según Pollstar, este 2020 en un inicio se había proyectado como un año floreciente para la industria de los eventos en vivo, ya que haciendo cálculos del primer trimestre del año, se hubieran podido generar ganancias por más de 12 mil millones de dólares; sin embargo, cuando la pandemia nos golpeó, la industria del entretenimiento sufrió grandes pérdidas, primero con los aplazamientos de cientos de shows y luego con la cancelación total para este año, esperando, algunos de estos eventos, poder realizarse en 2021; sin embargo el futuro es incierto y podríamos decir que tristemente la industria está agonizando, ya que este 2020 se reportan pérdidas por más del 77% de las ganancias registradas en 2019.

Sin embargo, hay varias organizaciones que se muestran optimistas con respecto al año que viene. En enero se llevarán a cabo una serie de eventos “masivos” pero controlados en Holanda, con la intención de analizar la posibilidad de realizar este tipo de espectáculos aún estando en pandemia. 

El “experimento” consiste en hacer pruebas rápidas para COVID-19 en todos los asistentes, medir su temperatura, en algunos casos la oxigenación, y realizar seguimiento de las personas que asistan durante las dos semanas posteriores al evento.

Así mismo, hay algunos festivales que han anunciado sus fechas para el siguiente año, esperando que para ese entonces todo esté controlado.

EDC México ya anunció su fecha para abril del 2021; pero eso no es todo, otros grandes festivales como Ultra Music Festival tiene fecha programada para marzo del siguiente año, aunque hasta ahora han permanecido en silencio.

EDC Vegas está para mayo 21,22 y 23 en las Vegas , Lollapalooza en Estocolmo para julio y hasta con lineup anunciado. La pregunta es: ¿Y estos festivales aguantarían otra cancelación y tener que reembolsar miles de boletos? Eso sin mencionar la desconfianza que hay en la gente, que por este mismo motivo se rehúsan a comprar entradas.

Y mientras tanto, en otras partes del mundo, como Asia, tienen desde noviembre festivales masivos como Ultra y Rave Culture sin que esto haya significado mayor problema en cuanto a los contagios.

Estamos presenciando momentos desafiantes, como humanidad, como familia y como industria. Por un lado vemos esa luz de esperanza con algunos eventos y por el otro, parece que el túnel no tuviera final; es por ello que varias organizaciones se han decantado por realizar sus shows en streaming y con pago; pero las ganancias que suponen los espectáculos online jamás podrán si quiera igualar a las que generan los eventos en vivo.

La realidad es que de vivir un 2021 parecido a lo que hemos padecido durante el 2020, la industria del entretenimiento y de la música podría verse en serios problemas, casi de aniquilación; pues recordemos que estos sectores viven principalmente de los eventos en vivo y no de la música en sí.

POR MAJO MONTEMAYOR
ELHERALDODEMEXICO.COM
@MAJOMONTEMAYOR 


Compartir