MC: La política del reciclaje

El proyecto presidencial de Alfaro y del propio MC está condicionado al resultado de la elección del 2021

MC: La política del reciclaje
Álvaro Delgado / Historia de lo Inmediato / Opinión El Heraldo de México

Muy pronto se escurrió el maquillaje: El producto milagro para acabar con la pandemia en México en sólo ocho semanas propuesto por los secretarios de Salud de Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, Julio Frenk, Salomón Chertorivski Woldenberg y José Narro, fue en realidad una engañifa para posicionar política y electoralmente al partido Movimiento Ciudadano.

Chertorivski Woldenberg, quien fue secretario de Salud de Calderón sin ser médico ni científico y uno de los políticos más críticos
del gobierno de Andrés Manuel López Obrador por el manejo de la pandemia, es ya el coordinador electoral de MC para la elección de 2021 “y para el proyecto para la capital en 2024”, una ruta que prevé que primero será diputado y luego candidato a jefe de gobierno.

Según el flamante estratega electoral, quien en la campaña presidencial del panista Ricardo Anaya fue coordinador del programa
de gobierno, su incorporación al partido MC es crear una alternativa a la “prisa destructiva” que viven el país y la capital, pese a que él fue secretario de Desarrollo Económico de uno de los gobiernos más corruptos de ésta, el de Miguel Angel Mancera.

La formalización de Chertorivski como activo de MC era obvia: El coordinador nacional de este partido, Clemente Castañeda, lo designó, en mayo de 2019, presidente del Consejo Consultivo, que reúne a personajes como los exconsejeros electorales Jacqueline Peschard y Mauricio Merino, el ministro en retiro José Ramón Cossío y al recién fallecido exbanquero Luis Robles Miaja.

El nombramiento de Chertorivski en MC se produce justo en el lanzamiento del libro Balance temprano, desde la izquierda democrática, coordinado por su tío José Woldemberg y Ricardo Becerra, en el que escribe sobre López Obrador el mismo grupo al que pertenecen los consejeros electorales Lorenzo Córdova, Ciro Murayama y Virgilio Rivera.

Chertorivski es el artífice principal para acarrear a Movimiento Ciudadano a incondicionales de su amigo Felipe Calderón --quien
trama también poner candidatos en el PAN--, uno de cuyos sobrinos, Juan Ignacio Zavala, ya fue secretario de Comunicación Política y Estratégica, y a reciclar a expanistas, expriistas y experredistas como parte de su estrategia de no aliarse con los otros partidos de oposición en 2021.

Uno de los más recientes fichajes de MC es Ivonne Ortega, la gobernadora de Yucatán que ganó, en mayo de 2007, la primera elección con Calderón, quien ordenó un fraude en el PAN para evitar que la candidata fuera Ana Rosa Payán y puso a un bulto, Xavier Abreu, en pago a Peña Nieto por apoyarlo en 2006.

Ortega fue la primera beneficiaria de la estrategia de Peña quien, desde el gobierno del Estado de México, financió campañas de
gobernador para cimentar su proyecto presidencial, y ella es ahora la “coordinadora nacional para el Empoderamiento Ciudadano” de MC, encargada de reclutar cuadros, como Chertorivski.

Mariana Moguel, exdiputada priista e hija de Rosario Robles, la doble exsecretaria de Peña Nieto presa acusada de corrupción, es
otro inminente fichaje de MC, que también sumó al senador experredista Juan Zepeda, quien desde ahora es perfilado para la
candidatutra a gobernador del Estado de México, en 2023, cargo que ya buscó en 2017.

La estrategia política y de reciclamiento de MC tiene como su ariete al gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, quien vació al PAN de ese estado por sus pactos, por ejemplo, con el panista Emilio González Márquez, y dispone de millonarios recursos para su
promoción personal.

El proyecto presidencial de Alfaro y del propio MC está condicionado al resultado de la elección del 2021, clave par la negociación de una sola candidatura de PRI, PAN y PRD en 2024, pero también a las corruptelas en ese estado que las hay, y muchas…

POR ÁLVARO DELGADO
ALVARO.DELGADO@PROCESO.COM.MX
@ALVARO_DELGADO


Compartir