Iota y los cambios en el entorno para la región

La participación regional en el sistema global de comercio está siendo impactada por los acuerdos entre Reino Unido e Irlanda del Norte y la Unión Europea

Iota y los cambios en el entorno para la región
Guadalupe Gonzalez / Nuevos Entornos/ Opinión El Heraldo de México

El nuevo contexto que rodea a Mesoamérica, América Latina y El Caribe provoca cambios en la vida cotidiana y la región. Unos provienen del Atlántico y otros del Pacífico. Unos son políticos, otros económicos, mientras otros de carácter natural.

En lo político, se avanza en la concreción de los cambios gubernamentales en Belice, con la elección del partido opositor United Democratic Party (UDP) frente a la opción conservadora en el actual gobierno en las elecciones generales del 11 de noviembre de 2020 por la que Johny Briseño sustituirá al primer ministro Dean Barrow. Se suman la nueva Presidencia en Bolivia y cambios presidenciales en Perú y el periodo electoral en los Estados Unidos de América.

La participación regional en el sistema global de comercio está siendo impactada por los acuerdos entre Reino Unido e Irlanda del Norte y la Unión Europea para la conclusión del proceso del Brexit. Se suma la noticia de la conformación del bloque regional en el Pacífico que constituirá la mayor masa regional de consumidores globales que une Australia, Nueva Zelanda, el Sudeste Asiático, Japón y China en un solo esfuerzo, a partir de este mes de noviembre.

Lo más urgente es el paso del huracán Iota y su transformación en tormentas de alta peligrosidad que cruzan el istmo de la región de América Central, dejando a su paso devastación, lluvias, inundaciones, deslaves, desplazamientos de población, suspensión y ralentización de los procesos socioeconómicos de los que dependen la recuperación regional, ya golpeada por la pandemia.

El primer impacto del huracán Iota, nombre que se toma de la lengua griega, tiene lugar en las costas y mares del Caribe y América Central. La isla colombiana de San Andrés, el territorio nicaragüense, Honduras y llegando El Salvador, afectando al resto de países de la región, todos en alerta por los sistemas de prevención.

El rasgo singular de este fenómeno meteorológico lo da la confluencia de las presiones de los sistemas del Pacífico y del Atlántico, resultando en una crisis prolongada de origen ambiental que se concentra y afecta de manera grave la situación presente y futura del istmo centroamericano y la región meso-caribeña. 

Desde Colombia hasta México, impacta las costas del sureste estadounidense. Las lluvias, tormentas y afectaciones de este periodo de tormentas y huracanes vienen afectando la región del Golfo de México dejando una huella que puede ser mayor que la de los últimos periodos más graves de huracanes

El nuevo contexto comercial y ambiental ha cambiado. Su lugar global que vincula el Norte y el Sur, el Golfo de México, el Pacífico y el Atlántico, abre posibilidades para las estrategias que favorecen el desarrollo interregional. Intereses y llamados de cooperación en la práctica abren opciones globales para la Alianza del Pacífico y los otros mecanismos meso-caribeños de integración.

 

 POR GUADALUPE GONZÁLEZ
CATEDRÁTICA


Compartir