Otro que se inspira en el “Tata”

Y siguió con el rollo del campo jodido que encontró Cárdenas cuando llegó a la Presidencia de la República en 1934, y que quiso transformar

Otro que se inspira en el “Tata”
Luis Soto / Agenda Confidencial / Opinión El Heraldo de México

El secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula, afirmó que la Cuarta Transformación se nutre de los anhelos y reclamos de los campesinos y la población rural, que en su momento el general Lázaro Cárdenas del Río atendió, al reivindicar sus derechos con el reparto agrario. ¡Otro que se inspira en lo que hizo el “Tata”!

Y siguió con el rollo del campo jodido que encontró Cárdenas cuando llegó a la Presidencia de la República en 1934, y que quiso transformar: El propósito central del reparto agrario cardenista fue la superación de la pobreza y lograr el bienestar de la población rural, en beneficio de más de un millón de campesinos al dotarles con prácticamente 20.5 millones de hectáreas y a cerca de 200 mil agricultores de comunidades indígenas, organizados en cerca de 11 mil nuevos ejidos. Aunado a estas medidas, el régimen cardenista promovió la organización de los productores, la asistencia técnica y capacitación, la investigación y la educación agrícolas, y el crédito para que los campesinos pudieran acceder a la maquinaria, equipo agrícola e insumos productivos, recordó Villalobos. Se le olvidó mencionar que todo eso fue una ilusión pasajera, acotan los especialistas.

En el marco del conversatorio “El pensamiento cardenista y su influencia en el modelo agropecuario y de bienestar de la Cuarta Transformación”, como parte de la conmemoración del Gobierno de México con motivo del 50 Aniversario Luctuoso del ex mandatario, Aseguró que a Cárdenas y a López Obrador les tocó cambiar los modelos de desarrollo del campo que había al llegar a la Presidencia: El general Cárdenas con la profundización de la reforma agraria como eje de su nueva política, y el presidente López Obrador dejando atrás las características concentradoras del modelo neoliberal, para adoptar uno orientado al bienestar de los campesinos.

Nadie se atrevió a decirle al titular de Agricultura que a pesar de las cosas bonitas que hizo el General Cárdenas en el sector agropecuario, NO logró el objetivo de abatir el rezago en el campo y la miseria en el país, que predominan 86 años después, y que los jodidos del campo mexicano siguen esperando la tan anhelada justicia social.

“Tengo presentes de una manera indeleble impresiones que durante mi campaña electoral pude recoger: profundas desigualdades e inicuas injusticias a que están sometidas grandes masas de trabajadores y muy particularmente los núcleos indígenas que deben constituir para nosotros una honda preocupación. Nada puede justificar con más elocuencia la larga lucha de sacrificios de la Revolución Mexicana, como la existencia de regiones enteras en las que los hombres de México viven ajenos a toda civilización material y espiritual, hundidos en la ignorancia y la pobreza más absolutas”, dijo el General Cárdenas en su discurso de toma de posesión el 1 de diciembre de 1934.

¿Algo ha cambiado? ¿Modificarán los programas de la Cuarta Transformación la situación del campo mexicano? La respuesta a estas dos interrogantes es contundente: NO.

 

POR LUIS SOTO
LUISAGENDA@HOTMAIL.COM
@LUISSOTOAGENDA


Compartir