Destaca Sader labor de Lázaro Cárdenas del Río en pro del campo mexicano

A más de 80 años, señaló, esas demandas y necesidades en el campo siguen vigentes y el Gobierno actual las retoma bajo el principio de que somos un país con vocación agraria

Destaca Sader labor de Lázaro Cárdenas del Río en pro del campo mexicano
El secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula, encabezó el conversatorio “El pensamiento cardenista y su influencia en el modelo agropecuario y de bienestar de la 4ta Transformación”. Foto: Especial

El secretario de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), Víctor Villalobos Arámbula, destacó la labor del general Lázaro Cárdenas del Río, por reivindicar los derechos de los trabajadores del campo con el reparto agrario de más de 20 millones de hectáreas a comuneros, ejidatarios y pueblos originarios.

Se trata de demandas e iniciativas sociales ante las que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha sido particularmente sensible a lo largo del movimiento social que ha encabezado, indicó el titular de Agricultura en el marco del conversatorio “El pensamiento cardenista y su influencia en el modelo agropecuario y de bienestar de la Cuarta Transformación”, como parte de la conmemoración del Gobierno de México con motivo del 50 Aniversario Luctuoso del exmandatario.

A más de 80 años, señaló, esas demandas y necesidades en el campo siguen vigentes y el Gobierno actual las retoma bajo el principio de que somos un país con vocación agraria, por lo que una de las acciones prioritarias es el rescate del campo de la pobreza y el abandono, a través de un impulso a la productividad, competitividad, sustentabilidad e inclusión.

Aseguró que a ambos mandatarios les tocó cambiar los modelos de desarrollo del campo que había al llegar a la Presidencia: el general Cárdenas con la profundización de la reforma agraria como eje de su nueva política, y el presidente López Obrador dejando atrás las características concentradoras del modelo neoliberal, para adoptar uno orientado al bienestar de los campesinos.

El propósito central del reparto agrario cardenista fue la superación de la pobreza y lograr el bienestar de la población rural, en beneficio de más de un millón de campesinos al dotarles con prácticamente 20.5 millones de hectáreas y a cerca de 200 mil agricultores de comunidades indígenas, organizados en cerca de 11 mil nuevos ejidos, destacó.

Promovió apoyos

Aunado a estas medidas, dijo, el régimen cardenista promovió la organización de los productores, la asistencia técnica y capacitación, la investigación y la educación agrícolas, y el crédito para que los campesinos pudieran acceder a la maquinaria, equipo agrícola e insumos productivos.

Con ello se propuso, además, impulsar la producción de los pequeños y medianos agricultores, ejidatarios y productores privados, para mejorar sus condiciones de empleo e ingreso y satisfacer sus propias necesidades alimenticias, abastecer el mercado interno y, en lo posible, las demandas de exportación, expresó.

Subrayó que formó un ejército de agrónomos, muchos de ellos de la Escuela Nacional de Agricultura (ENA Chapingo), para instruir a los ejidatarios, colonos y pequeños propietarios en el uso de maquinaria agrícola, fertilizantes y abonos, así como en el desarrollo de los sistemas productivos para obtener mejores y más cosechas.

Se crearon, abundó, instituciones como el Banco Nacional de Crédito Ejidal, y el Departamento Autónomo de Asuntos Indígenas, entre otros, y se modificó el Código Agrario y las leyes relativas a la distribución de la tierra, con lo que se sentaron las bases de un agrarismo productivo que debería ser el sustento del bienestar de la población campesina.

En los 80 años transcurridos desde la salida del general Cárdenas de la Presidencia hasta el presente, quedaron sin ser resueltas las graves carencias de los campesinos y se profundizó la desigualdad y la pobreza del campo, en tanto que el presupuesto público al campo, a pesar del monto importante que llegó a alcanzar, estaba mal orientado y mal distribuido y buena parte se destinaba a gastos superfluos, puntualizó.

Autosuficiencia

Aseguró que en esta administración el logro de la autosuficiencia alimentaria y el bienestar de la población rural son objetivos centrales de la Cuarta Transformación en el ámbito agropecuario y pesquero, y así se plasmó en el Plan Nacional de Desarrollo 1920 -1924 y en el programa sectorial.

En un videomensaje, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano señaló que, más allá de las políticas desarrolladas para el campo, Lázaro Cárdenas fue un hombre del campo, con estrecho apego con los productores; fue impulsor, dijo, de la reforma agraria y mantuvo siempre el compromiso de elevar las condiciones de vida de las familias campesinas.

Añadió que las políticas para el campo, impulsadas por el general Cárdenas, tuvieron como eje la participación del Estado en la organización de los productores, el acompañamiento de la ciencia y tecnología, la habilitación de esquemas de crédito y la vinculación con la agroindustria y los mercados.

Por Adrián Arias


Compartir