Calderón ¿Perfecto fracasado II?

Desde hace ocho años, pronosticamos en esta Agenda Confidencial que hiciera lo que hiciera el expresidente, no habría “calderonismo”

Calderón ¿Perfecto fracasado II?
Luis Soto/ Agencia Confidencial/ Opinión El Heraldo de México

Después de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación confirmó el fallo del INE de negarle el registro como partido político a México Libre –donde los principales accionistas son Felipe Calderón y Margarita Zavala—, el expresidente debería dedicarse a…  otra cosa, pues lo suyo no es la política.  

 Calderón lleva ocho años tratando de extender su influencia política, y en todos los intentos ha fracasado. Quiso hacerlo adueñándose del PAN después de terminar su sexenio, pero las “famiglias” que mandan en esa organización se lo impidieron y finalmente lo orillaron a renunciar al blanquiazul. Su esposa quiso contribuir a su obsesión; soñó que podría ser candidata del PAN en la elección presidencial del 2018, y cuando despertó se dio un buen guamazo. Alentada por Calderón, Margarita se lanzó como candidata independiente para dicha elección y “tiró la toalla” después de la tranquiza que le pusieron.  Este año Felipe y Margarita optaron por crear  México Libre, para participar en las elecciones intermedias del 2021, y el INE les negó el registró por la falta de transparencia de los recursos que utilizaron para organizar el proceso.

Desde hace ocho años, pronosticamos en esta Agenda Confidencial que hiciera lo que hiciera el expresidente, no habría “calderonismo”. Felipe Calderón, no pasaría a la historia política de este país como el quinto exmandatario en extender su influencia más allá del término de su mandato constitucional porque, decíamos, para subir al cielo se necesita una escalera grande y otra chiquita, y el problema de Calderón es que no tenía ninguna de las dos.  Y ya lo vimos, ni siquiera subiéndose a los hombros de su esposa lo consiguió.         

Como antecedente histórico de protagonistas de “ismos”, agregamos que Lázaro Cárdenas del Río mantuvo hasta su muerte, en 1970, una autoridad ideológica denominada “cardenismo”, acatada por gran número de políticos que entonces se autocalificaban como “familia revolucionaria”. Otro ismo destacado fue el “alemanismo” que congregó a los seguidores de Miguel Alemán Valdés, aunque no en torno a principios políticos o ideológicos —de los que careció ese presidente—, sino alrededor de los enormes intereses industriales, comerciales y financieros acumulados durante el sexenio 1946-1952.  Luis Echeverría Álvarez instauró el “echeverrismo”, que, aunque duró poco tiempo, estorbó a su sucesor. El ismo más reciente fue el “salinismo”, con el que el expresidente Carlos Salinas de Gortari pretendió mantener un poder transexenal que, en realidad, asumió la forma de una simple construcción mediática y no influyó más allá de eso en el escenario político.

Luego del fallo anunciado el miércoles pasado por el TEPJF, lo que sí podría conseguir Calderón, dicen sus detractores dentro y fuera del PAN, es el título de “Perfecto fracasado II”, opinan sus detractores.   

 

POR LUIS SOTO
LUISAGENDA@HOTMAIL.COM 
@LUISSOTOAGENDA

 


Compartir