SONORA

Habitantes de los ocho pueblos del Río Sonora exigen agua de calidad

Principal dónde se requiere la aplicación de las medidas cautelares es en asegurar agua limpia de contaminación por metales pesados

NACIONAL

·
A finales del año pasado las autoridades reconocieron que muchos pozos de la zona del Río Sonora se encuentran contaminados Foto: Especial

Los habitantes de los ocho pueblos del Río Sonora, representados por los Comités de Cuenca y asesorados por la Organización Poder, presentaron un amparo legal ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), para que aplique algunas medidas cautelares en relación a la calidad del agua, así cómo remediación del daño ecológico, social y de salud causado en esta región hace siete años.

Fernanda Hopenhaym, codirectora ejecutiva del Proyecto Poder, explicó que lo principal dónde se requiere la aplicación de las medidas cautelares es en asegurar agua limpia de contaminación por metales pesados para los ciudadanos del Río Sonora y así cuidar su salud, en tanto no exista una solución integral y definitiva al problema.

Recordó que a finales del año pasado las autoridades reconocieron que muchos pozos de la zona del Río Sonora se encuentran contaminados por metales pesados y a pesar de eso se siguen utilizando para consumo humano, poniendo en grave riesgo la salud de los ciudadanos.

En mayo de este año autoridades de Profepa se comprometieron públicamente, en una audiencia realizada en Ures, a responder cuestionamientos sobre la remediación del daño, las cuales aún no llegan. 

Y el mes pasado el presidente Andrés Manuel López Obrador y la secretaria de Medio Ambiente, María Luisa Albores, se comprometieron a tener un diagnóstico ambiental del Río Sonora en tres meses, plazo que concluye el 4 de octubre, pero no sé establecieron medidas de protección para los ciudadanos mientras tanto.

Las medidas cautelares que si piden son: establecer Centros de salud adecuados para monitoreos, diagnósticos y detección de enfermedades derivadas de la exposición a metales pesados, la reubicación de los pozos contaminados, y un llamado urgente para que Conagua restablezcan la calidad del agua del uso y consumo humano en los municipios afectados.

Recordar que este seis de agosto se cumplen siete años del derrame de tóxicos que la mina Buena Vista del Cobre, de Grupo México, realizó sobre los Ríos Sonora y Bacanuchi y aún no hay remediación del daño, ni se han cumplido los compromisos pactados entre la empresa y el Gobierno Federal.

Por esto hoy los ciudadanos de los ocho pueblos del Río Sonora, piden la protección de las autoridades, ya que en siete años no les han cumplido ni con la instalación de 36 plantas potabilizadoras ni la construcción de un hospital de especialidades, el cual quedó el obra negar, ni la restauración de su paz social.

dhfm