Catean hotel de Ricardo Ponce en Bacalar

Las instalaciones del conferencista acusado de abuso fueron cateadas por la FGE

La Fiscalía General del Estado de Quintana Roo (FGE) realizó un cateo en las instalaciones del hotel Akal-Ki en Bacalar, tras los señalamientos al conferencista de “autosanación” Ricardo Ponce de abusos y culto sexual en contra de mujeres. 

La Fiscalía indicó a El Heraldo que se cumplimentó una orden de cateo concedida por un juez de control, como parte de los actos de investigación de diversas denuncias por delitos sexuales en agravio de mujeres que asistían a supuestos cursos de superación personal.

Hasta las 15:00 horas el operativo seguía en curso. Hasta este momento no se reporta ninguna persona detenida. 
Ricardo Ponce fue señalado inicialmente por la youtuber Maire Wink, quien denunció a través de sus redes sociales la mala experiencia que tuvo cuando asistió a uno de los retiros que ofrece. 

La youtuber relató que Ricardo Ponce la intentó manipular a través del discurso espiritual para conseguir tener relaciones sexuales con ella.

“Que si no me acostaba con él era por mi corazón cerrado, que yo corro del amor, entonces no quise caer en una manipulación y le decía que no. Ahora entiendo que fui manipulada, fui yo la que no supo decir que no y me hago responsable de eso”, fue parte de lo que dijo Maire Wink. 

Tras la denuncia, otras mujeres se sumaron a las acusaciones. Ante ello, el conferencista se limitó a decir en sus redes sociales que responderá “con hechos y no con especulaciones”. 

De acuerdo con el sitio web de Ricardo Ponce, las terapias de autosanación que ofrece en el hotel Akal-Ki cuestan desde 50 mil pesos e incluyen el hospedaje y algunos artículos como tapete de yoga, libreta, termo, entre otros.

Por: Alejandro Castro
alg


Compartir