Agricultores de trigo en Jalisco advierten que perderán toda su cosecha por falta de agua

Las autoridades les clausuraron una decena de tomas de agua; los campesinos sostienen que los tratan como si fueran criminales

Agricultores de trigo en Jalisco advierten que perderán toda su cosecha por falta de agua
Agricultores indicaron que por falta de agua tendrán daños en la cosecha de trigo. (Foto: Especial)

Los agricultores de Ocotlán, Poncitlán, Zapotlán del Rey, Ixtlahuacán de los Membrillos y Chapala están desesperados porque ven que sus plantaciones de trigo no rinden, está a punto de perderse la cosecha por falta de agua.

Ellos se manifestaron bloqueando la carretera de Poncitlán a Ocotlán hace unas semanas para ser escuchados por la autoridad. Después de la manifestación se les proporcionó poca agua, pero ya están igual, explicó en entrevista con El Heraldo de México, el campesino Pedro Maldonado.

Ya nos habían dado el agua, ya andábamos regando. Ayer volvieron a cortar el agua, por parte del SIAPA, en el ejido de San José. Ese es el problema. Lo que necesitamos es el agua para darle el último riego al trigo para ver si algo llena el grano, porque así ya estamos muy castigados.

El daño en la cosecha ya está hecho, lamentan los campesinos de la región de la Ciénega. Saúl Flores refirió que analizan si presentan alguna denuncia contra el gobierno por daño en propiedad ajena.

“La producción ya no la vamos a rescatar de ninguna forma. Dimos el riego de auxilio en sí, porque nos lo retrasaron alrededor de 15 días, el daño ya está hecho en las plantas. Ahí lo que se pueda rescatar es lo que estamos intentando. No sé si vamos a tomar acciones legales, o qué vamos a hacer después. El trigo se cosecha alrededor de 40 días después de darle el último riego, el temporal se viene muy apretado, mientras más tardemos en dar el último riego, más vamos a tardar en cosechar. La producción no se rescata”, comentó. 

Les clausuraron diez tomas de agua. Los campesinos se sienten impotentes, frustrados, ven como su cosecha se pierde y a ellos los tratan como si fueran delincuentes, así se sienten y eso es lo que mas les duele. Cabe mencionar que las autoridades estatales argumentaron que se estaban robando el agua mediante tomas clandestinas.

La impotencia de estar resguardados por la policía, como si fuéramos criminales. Es lo que no nos parece pues, que nos estén tachando de ladrones y todo eso.

Los agricultores exigen al gobierno una indemnización porque están a punto de perder 5,000 hectáreas de la cosecha de trigo en una decena de ejidos.

Por Adriana Luna

yc


Compartir