Las mujeres no participan como líderes ni en 30% de las empresas, en transformación digital

El reto es involucrar a las féminas en posiciones ejecutivas donde se toman las decisiones, advierten

Las mujeres no participan como líderes ni en 30% de las empresas, en transformación digital
MENOS OPORTUNIDADES. Las mujeres están rezagadas

negocios, con el distanciamiento social hubo una transformación digital obligada. Sin embargo, las mujeres no ocupan ni tres de cada diez puestos directivos en las empresas mexicanas y mucho tiene que ver con la educación de calidad.

Una lideresa mundial en tecnología es Jill Polpeka - presidenta de SAP Sucess Factors-, quien lamentó que sólo 22 por ciento de puestos ejecutivos sobre inteligencia artificial está ocupado por mujeres. El reto es enorme, enfatizó en el Foro Liderazgo de las Mujeres en la Transformación Digital, organizada por la Universidad TEC de Monterrey Campus Guadalajara.

“El reto en la industria tecnológica es lograr el 30% para 2022 en direcciones. Ser inclusivos, es aceptar diferentes perspectivas de visión, antecedentes y experiencia”.

El distanciamiento social obligó a las empresas a experimentar nuevos modelos, nuevas visiones, ahí puede incluirse a la mujer. En especial, lo relativo al trabajo en casa que ha quedado demostrado es viable en México.

“El trabajo a distancia hemos experimentado que sí funciona. A veces en la empresa me preocupa permitir que algunos trabajaran desde casa, ahora estamos liberados, en estos 14 meses hemos visto que es viable”, añadió Blanca Treviño, presidenta ejecutiva de Softtek.

Uno de los sectores que más evolucionó durante la pandemia ha sido el sector alimenticio y de restaurantes. El servicio rápido, eficiente, entrega a domicilio transformó el negocio.

“Ahora pedimos más fácilmente la comida, los muebles, la ropa, ahora nos acostumbramos a usar más el comercio electrónico. En los restaurantes, la estrategia triple D los cambió: digital service, delivery, drive thru (digitalización, entrega a domicilio y autoservicio). Cambiaron el modelo y encontraron otras oportunidades”, añadió.

Ambas, Polpeka y Treviño, han logrado cargos importantes en empresas trasnacionales, les recomiendan a las mujeres buscar un equilibrio entre sus responsabilidades familiares y profesionales. Subrayan que si una mujer se siente víctima como madre trabajadora, está transfiriendo a sus hijos una idea de víctimas, en lugar de que fomentar un sentimiento de triunfo y autosuficiencia.

“La diferencia la marca la forma en que enfrentas los retos”.

Por Adriana Luna


Compartir