8M: "El feminismo nunca ha requerido de la aprobación de un gobierno para florecer"

La escritora y pedagoga feminista Laura Arauz considera que no es nuevo que se quiera relacionar a la protesta de las mujeres con la violencia ya que es una forma de desprestigiarla desde el discurso oficialista

8M: "El feminismo nunca ha requerido de la aprobación de un gobierno para florecer"
El 8M un espacio para la exigencia de las mujeres. Foto: Leslie Pérez

La agenda feminista se ha vuelto uno de los temas centrales en los últimos años y específicamente en el actual sexenio, este 8 de marzo los grupos de mujeres reavivan sus exigencias de igualdad y un freno total a la violencia en su contra, lo que las ha convertido en una oposición real a los encargados de ejercer el poder en distintos niveles, desde el federal hasta los municipios y distintos sectores burocráticos.

"El feminismo en ningún momento ha requerido de la aprobación de un gobierno para ser semilla, para crecer, florecer y dar frutos", explica Laura Arauz, escritora y pedagoga feminista en entrevista con El Heraldo de México.

Para ella es muy evidente que desde el inicio de está administración encabezada por el presidente Andrés Manuel López Obrador ha existido un desprecio hacia el movimiento feminista, que es "un desprecio hacia las mujeres y sus realidades", indica.

El presidente López Obrador ha pedido en los últimos discursos sobre el tema que se marche y proteste pero sin la violencia, acto seguido se colocaron vallas en torno a Palacio Nacional, lugar donde reside, previo a la marcha 8M y aunque afirma que el derecho a la protesta está garantizado, advierte que puede haber infiltrados que generen violencia en la marcha feminista.

Para Laura Arauz relacionar un discurso donde se hable de "violencia y vandalismo" para referirse a una protesta de mujeres no es nada nuevo, incluso lo califica como algo que se ha hecho históricamente para deslegitimar la lucha y evitar que crezca.

Vallas como forma de hacer política

Foto: Leslie Pérez

Para la pedagoga Arauz, quien forma parte de la Comunidad de Mujeres Magenta, es evidente que la colocación de vallas en Palacio Nacional refleja muy claramente cuál es la forma de la línea política de las actuales autoridades que no sólo ven en la lucha feminista a un grupo de mujeres violentas, y deja en claro que hay un distanciamiento y una realidad que no les importa.

Considera que aunque los grupos políticos y de poder siempre han tratado de aprovecharse de la lucha de las mujeres, indica que hay espacios que no tienen idea ni siquiera de su existencia, y es que afirma que la agenda feminista va mucho más lejos de las agendas de políticos y en las que el poder no tiene absoluta incidencia.

Las niñas escuchan de feminismo

Laura Arauz indica que uno de los grades logros ganados por el movimiento feminista en la sociedad es que hoy las niñas han escuchado al menos del feminismo, está llegando a los espacios privados. "Ha impactado a más mujeres en la última década que hace 20 o 30 años, las niñas en sus contextos, al menos, han escuchado la palabra feminismo, yo cuando era pequeña en los 80 jamás pasó en mi contexto esa palabra".

Lejos de conquistas políticas, para esta pedagoga feminista otro de los grandes logros de las mujeres que luchan por sus derechos es que entre ellas están repensando la forma de mirarse y asumirse en esta sociedad, la cual, todavía en algunos sectores, considera al papel de la mujer como asistencialista y de satisfacción, lo cual ha cambiado totalmente.

Foto: Leslie Pérez

Por Gibrán Zafra

 

 

 

 


Compartir