¿Por qué Nuevo León se llama así? Conoce el origen de su nombre

Si crees que el segundo estado más importante de México se llama Nuevo León porque hay leones, estás muy equivocado

¿Por qué Nuevo León se llama así? Conoce el origen de su nombre
El estado de Nuevo León fue agregado a los Estados Unidos Mexicanos en 1874. Foto: Escudo de Nuevo León

En la historia hubo algunos intentos por colonizar el territorio desértico de lo que hoy conocemos como Nuevo León. En el año 1535 era considerado parte del Reino de Nueva Galicia, uno de los dos reinos que conformaban el Virreinato de la Nueva España.

Debido a la tierra árida y un clima extremoso, no se logró colonizar en el primer intento a cargo de Alvar Núñez Cabeza de Vaca, conquistador español. El segundo intento ocurrió nueve años después con la llegada de fray Andrés de Olmos y un grupo, que si bien, fundaron diversas villas en la zona no fue el territorio completo. 

Pero no fue sino hasta 1580 cuando llegó a las tierras, Luis Carvajal y de la Cueva, que fue fundado con el nombre original Nuevo Reino de León, con Carvajal como su primer gobernador.

El nombre fue otorgado en honor al antiguo Reino de León en España, lugar donde nació el Rey Felipe II, que hoy en día es conocida como la provincia de León, un nombre que a su vez, tampoco se debe al animal que es considerado el rey de la selva. Se debe a una simplificación de su antiguo nombre, cuando era una colonia militar que los romanos llamaron Legión Séptima Gemina. Y se acortó la palabra Legión por León. De esa manera el león, quedó como símbolo del reino.

El nombre de Nuevo Reino de León surgió porque pensaban que ambos territorios tenían diversas similitudes como el clima árido, las planicies e inviernos muy fríos con algunas nevadas en zonas altas.

Sin embargo, la principal de las similitudes entre los dos territorios, es que son atravesados por numerosas montañas, pues tanto en el Nuevo Reino de León como en el Reino de León, se ubicaban en zonas con grandes cordilleras.

Con el paso del tiempo, el 7 de mayo de 1824, se suprimió “Reino de” y se simplificó, y se estableció como parte federativa de los Estados Unidos Mexicanos, para ahora conocerlo solo con dos palabras: Nuevo León, el estado donde no hay leones aunque su nombre lo diga. 

AV


Compartir