Captura de Mario Marín fue pactada

La captura de Mario Marín ya estaba pactada, aseguran vecinos del Góber Precioso

Captura de Mario Marín fue pactada
El ex gobernador es acusado de tortura

La casa de tres niveles ubicada en la calle Citlaltepetl, propiedad de la maestra Alicia Marín, hermana de Mario cuenta con un solo acceso que desemboca a la avenida principal.

“No hubo movilización, como si lo hubieran pactado desde antes”, señalaron vecinos de la colonia Cumbres de Figueroa en Acapulco, Guerrero. 

De acuerdo a los vecinos de la zona  la hermana de Mario ha vivido en ese lugar cerca de 40 años, pero jamás sospecharon que el exgobernador acusado de tortura se escondía en el puerto.

“Jamás se vio nada raro, nada fuera de lo normal, quién sabe cuánto tiempo estuvo ahí, su hermana pues ahí vive varios han tomado clases con ellas”, indicaron. 

Todas las ventanas del inmueble blanco con bordes azules son polarizadas por lo que no se puede ver al interior del domicilio.

Según el testimonio de los lugareños, tres días previos al operativo la actividad policíaca no aumentó, pero sí se apreció mayor circulación de tres camionetas tipo Suburban color blanco que se sitiaron en la contra esquina de la avenida principal y frente a la casa. 

“Nosotros pensamos que era seguridad de algún candidato porque para allá vive uno, jamás pensamos que era el Góber quien estaba ahí”, dijo uno de los vecinos. 

Así también, dijeron que el acceso a la calle en la que se encuentra la casa fue restringido al rededor de las 4:30 de la tarde. 

Detallaron que no hubo balazos, ni ninguna fuerte movilización. 

Los habitantes de Cumbres coinciden en que el ambiente de la colonia “siempre es muy tranquilo”, por lo que de haber existido alguna movilización se habrían dado cuenta, señalan. 

Durante el operativo llegaron siete vehículos para realizar la detención y aproximadamente 40 minutos después, los agentes ya tenían bajo su custodia a Marín Torres.

Mario Marín fue capturado el pasado 3 de febrero y trasladado esa misma noche a Cancún en dónde esperará sentencia acusado de varios delitos entre ellos el de tortura contra la periodista Lydia Cacho.

Por Alfonso Juárez y Karla Benítez
alg


Compartir