Pactan combate a violencia de género

Arman radiografía integral a nivel nacional y emprenden acciones para combatirla

Pactan combate a violencia de género
GÉNERO. Rosa Icela Rodríguez dijo que la seguridad de las mujeres es prioritaria. Foto: Cuartoscuro

Al asegurar que la violencia que viven las mujeres y niñas es otra pandemia, la secretaria de Seguridad, Rosa Icela Rodríguez, anunció cinco acciones para combatirla y prometió llevar al más “alto nivel de Estado” la seguridad de las mexicanas.

En la mañanera, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero y las integrantes del Grupo Interinstitucional de Estrategia
contra Violencias, dieron a conocer una radiografía de esta problemática y presentaron “acciones inmediatas”, como garantizar
en las 32 mesas estatales y en las 266 coordinaciones regionales la presencia del Instituto de las Mujeres, de las comisiones para la atención a la violencia de género y de búsqueda de víctimas, donde se abordará este tema cada semana.

ELABORAN UNA GUÍA

Los policías del país cuentan con el Protocolo Nacional de Actuación Policial para la Atención a la Violencia de Género Contra las Mujeres en el Ámbito Familiar.

En su elaboración participó la SSPC, las 32 secretarías de seguridad estatales, la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, el Instituto Nacional de las Mujeres, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública y la GN. 

Fabiola Alanís, titular de la Conavim, señaló la importancia de que exista este protocolo para dotar a los cuerpos policiales de un
procedimiento efectivo de atención a mujeres que sufren violencia.  

Destacó que los elementos no pueden emitir juicios de valor ni sugerir a la víctima un acuerdo o conciliación.  

El protocolo indica cinco etapas: la detección, que consiste en conocer las características del entorno social de las víctimas de
violencia mediante escalas de agresividad; identificación de los hechos con base en la legislación aplicable; intervención, (atención
policial que se da en momentos de crisis); canalización, que incluye al traslado y entrega de la víctima a la institución correspondiente, y protección y seguimiento que consiste en preservar la vida, integridad y derechos de la víctima según el nivel de riesgo.

Por Diana Martínez y Francisco Nieto

MAVR
 


Compartir