Al ritmo de Mijares, Ramírez Marín se registró como precandidato por Mérida para el PRI

Cuando Ramírez Marín ingresó a la Casa del Pueblo a saludar a sus simpatizantes, se escuchó la canción “Uno entre mil” del cantante Mijares, en donde precisa que "ganará"

Al ritmo de Mijares, Ramírez Marín se registró como precandidato por Mérida para el PRI
Con música de Mijares, Ramírez Marín se registra como candidato del PRI en Mérida. El candidato declaró que llega al proceso electoral con el ánimo de no destruir ni desquitarse con nadie. Foto: Especial

Con la canción “Uno entre mil” de Mijares, el senador Jorge Carlos Ramírez Marín se registró como precandidato del PRI a la alcaldía de Mérida. En el acto, aseguró que en su campaña no habrá venganzas ni agravios para nadie, por lo que invitó a los que se fueron del partido a que regresen para ganarle a los “insensibles” que creen que la ciudad es de su propiedad.

“Vamos a hacer nuestra esta ciudad, no se trata de recuperar, porque no es de nadie, debe ser de todos. Ese es el error de los que hoy gobiernan, creen que es de ellos y que pueden hacer con ella lo que les dé la gana. No, esta ciudad es de los meridanos, vamos a devolverles Mérida a los meridanos, de eso se trata”, enfatizó.

En el acto en la Casa del Pueblo, sede de ese partido, sostuvo que no es un político tradicional, pues no se quedó en el Senado a “guardar las canicas”, sin correr riesgos y echarle la culpa al otro de la situación actual, por eso mismo decidió participar en las elecciones.

Ramírez Marín declaró que llega al proceso electoral con el ánimo de no destruir ni desquitarse con nadie, que los priístas no van a cobrar agravios, más bien a construir el futuro con una ciudad igualitaria.

En clara referencia a los priístas que se fueron a Movimiento Ciudadano y a otros partidos, recalcó que siempre serán sus amigos, por lo que les pidió regresar y vencer al PAN.

“Vengan, aquí esta su oportunidad de ganar, vengan, hacemos un equipo para ganar, no para participar, haremos el equipo que transforme la ciudad y tienen que ser parte. No es la hora de exigir reivindicaciones, es la hora de la batalla, ¿O quieren seguir dejándola a los que hoy no son capaces ni siquiera de interpretar el sentimiento de la gente?”, recalcó.

En una parte de su discurso también declaró que hay que evitar que los gobiernos impongan obras y proyectos que afecten a la ciudad, en lo que se interpretó a que se opondrá al Tren Maya en caso de llegar al ayuntamiento.

Cuando Ramírez Marín ingresó a la Casa del Pueblo a saludar a sus simpatizantes, se escuchó la canción “Uno entre mil” del cantante Mijares, en la que hace referencia que “ganará”.

 

Por Herbeth Escalante

 

SN


Compartir