Empresarios mexiquenses advierten que mantener cerrados negocios, traerá consecuencias catastróficas

Antes de que termine el primer trimestre de 2021 podrían cerrar de manera definitiva el 30 por ciento de las unidades económicas del Estado de México

Empresarios mexiquenses advierten que mantener cerrados negocios, traerá consecuencias catastróficas
De cerrar permanentemente los comercios no esenciales podrían aumentar de manera exponencial las cifras por el desempleo. Foto: Cuartoscuro

El 30 por ciento de las unidades económicas del Estado de México están en riesgo de cierre definitivo antes de que termine el primer trimestre de 2021, situación que generará la pérdida de miles de empleos, aseguró Gilberto Javier Sauza Martínez, presidente del Consejo de Cámaras y Asociaciones Empresariales del Edomex.

Destacó que en caso de los negocios no esenciales sigan cerrados en la entidad, se está atrayendo una bola de nieve “catastrófica”, con graves implicaciones en materia de seguridad y convivencia social.

De acuerdo con las estimaciones del dirigente de Concaem, podrían cerrar alrededor de 230 mil empresas en el Edomex, considerando que de acuerdo con datos del último Censo Económico del INEGI 2019, suman más de 767 mil empresas las instaladas en el territorio mexiquense.

Sauza Martínez destacó que actualmente existe una necesidad apremiante de buscar una manera de vivir con el virus SARS-CoV-2, sin afectar la actividad económica. 

Dijo que en este momento resulta indispensable la apertura de todos los giros económicos en la entidad, pues todos enfrentan dificultades financieras y más del 50 por ciento han adquirido deuda para continuar en operación o seguir haciendo frente a sus obligaciones permanentes.

Destacó que urge migrar el análisis de los conceptos de “empresas esenciales” a uno de “empresas de riesgo” para determinar las actividades económicas que deben ser reabiertas y el camino hacia la recuperación económica.

“Alrededor del 30 por ciento de las unidades económicas están en riesgo de cierre definitivo antes de que termine el primer trimestre de 2021, estamos hablando de miles de empleos y de una necesidad apremiante de buscar una manera de vivir con este virus sin que se lleve más unidades económicas”. 

No representan punto de contagio

El presidente de Concaem precisó que muchos de los giros catalogados como no esenciales han hecho inversiones, investigación y adecuaciones importantes para poder operar de manera segura.

Aseguró que son negocios que no satisfacen necesidades primordiales; pero que no representan un punto de contagio, como la industria de entretenimiento, los salones de fiestas, salones de belleza y verificentros, además de las agencias automotrices, tiendas de ropa y departamentales que al ser empresas formales cumplen protocolos, bitácoras y un estricto de las condiciones de salud de su personal. 

“No hay razón para que una empresa de bajo riesgo siga cerrada porque entonces las repercusiones serán catastróficas en materia de empleo, de seguridad y de convivencia social, el sector empresarial está trabajando por la reactivación económica y por seguir generando empleos”.

“Si no regresamos a operar de manera inmediata, estamos atrayendo una gran bola de nieve hacia nosotros que hará de esta crisis de salud una mucho más difícil de superar”. 

El líder empresarial indicó que faltan acciones precisas, por parte del gobierno federal, que otorguen estímulos para las empresas que siguen en operación, atraigan nuevas inversiones y detonen negocios. 

Puntualizó que el plan presentado a nivel federal es un gran diagnóstico, pero sin acciones concretas e inmediatas, y que no prevé acciones para aprovechar las nuevas cadenas de proveeduría que se anunciaron desde Estados Unidos y que podrían impulsar a la industria mexiquense.

Por Leticia Ríos


Compartir