Comerciantes buscan la reactivación del Centro Histórico de la CDMX

El secretario de Gobierno, José Alfonso Suárez del Real, adelantó que la reapertura podría realizarse el próximo 25 de enero

Comerciantes buscan la reactivación del Centro Histórico de la CDMX
El gobierno de la CDMX anunció que trabaja en diferentes esquemas para reactivar la economía en el primer cuadro de la ciudad. Foto: Cuartoscuro

Aún sin plan de reapertura, empresarios y locatarios del Centro Histórico buscan un esquema que les permita una reactivación similar a la aplicada para los restaurantes.

La restaurantera María Elena Yazmín Lozano argumentó que todos los comercios son esenciales, pues independientemente del giro, de ellos dependen muchas familias.

Sugirió se abran los comercios con el esquema de “comercios de barrio” y que sean retiradas todas las vallas para garantizar el libre tránsito de las personas.

María Fernanda Islas pidió trabajar toda la semana con horarios escalonados mientras la ciudad esté en semáforo rojo.

También quitar todas las vallas y policías del Centro Histórico, se condone el pago del IMSS, INFONAVIT y CFE los siguientes seis meses.

Además de que los restaurantes puedan poner mesas afuera los próximos seis meses y abrir todas las estaciones del Metro para que no existan aglomeraciones.

Gobierno de la CDMX ratifica compromiso 

De acuerdo con la minuta de trabajo más reciente con las autoridades, los locatarios pidieron ya se diseñe un plan de apertura.

El secretario de Gobierno, José Alfonso Suárez del Real, les ratificó el compromiso de “reactivar sin arriesgar”.

Comentó que es probable que la reapertura se pudiera dar el 25 de enero, si los especialistas de salud lo autorizan.

Se estudian diferentes esquemas de reapertura y es probable que sea por cuadrantes con horario de 11:00 a 17:00 horas para la primera fase de reapertura.

Por ejemplo, exploran el autorizar la apertura considerando al comercio “de barrio”, así́ como a los esenciales, que se venda al menudeo en ventanilla, por teléfono o en línea sin tener concentración de personas al interior de los establecimientos.

También habrá flexibilización en las vallas en calles de restricción al tránsito peatonal, sin retirarlas.

Hay corredores vehiculares que se están utilizando como apoyo a la emergencia que se vive por el accidente del metro.

Las ópticas y talleres de optometría sí se considerarán como esenciales por ser tema de salud, pero sin volanteros.

Sobre el apoyo a trabajadores de restaurantes se encontró el inconveniente de que 30 por ciento son habitantes del Estado de México.

El dirigente de comerciantes establecidos del Centro Histórico, Guillermo Gazal, propuso identificar los comercios seguros, que cumplen con todas las medidas sanitarias y qué comercios no.

Por Manuel Durán


Compartir