Pugnan México y EU por energía

El presidente López Obrador responde a congresistas americanos que nunca se firmó, en el T-MEC, acuerdo en la materia

Pugnan México y EU por energía
OFRECE IMPULSO. El Presidente visitó la Termoeléctrica López Portillo. Foto: Especial

NAVA. COAHUILA. Ante los reclamos de congresistas estadounidenses, quienes aseguraron que la protección a Petróleos Mexicanos (Pemex) y a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) viola el espíritu del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que nos existe ningún acuerdo ni compromiso en materia energética con ese país.

Expuso que alrededor de 40 congresistas estadounidenses enviaron una carta al presidente Donald Trump quejándose sobre el trato preferencial que el gobierno de México da a las empresas públicas mexicanas.

“Apareció un documento firmado por legisladores de Estados Unidos quejándose de la política energética que estamos aplicando en nuestro país. Quiero tratar el asunto con mucho respeto hacia ellos, sólo aclarando que en esta materia y en otras, pero fundamentalmente en lo que tiene que ver con la política energética de nuestro país, no hemos suscrito ningún acuerdo con el gobierno de Estados Unidos o de Canadá”, afirmó.

En la visita técnica a la Central Termoeléctrica José López Portillo, el mandatario recordó que en la renegociación del T-MEC el gobierno anterior aceptó acuerdos que comprometían la soberanía en materia energética, pero que se revirtieron.

“Todavía en ese entonces, en mi carácter de Presidente Electo, me inconformé y se detuvieron las negociaciones. Fue hasta que se aceptó que quitaran todos esos compromisos que estaba haciendo el gobierno anterior en el nuevo tratado, cuando se reiniciaron las negociaciones. Y en el capítulo de energía sólo quedó establecido en dos párrafos el derecho absoluto, soberano de México para decidir en materia de política energética”, detalló.

López Obrador expuso que durante años se aprobaron reformas para restarle fuerza a las empresas estatales y entregar el mercado energético a particulares, “en el caso de Pemex y de la Comisión Federal, para quitarles mercado, para dar entrada a empresas particulares, nacionales y sobre todo extranjeras”.

Señaló que su obligación es defender los intereses del país, no de las empresas extranjeras.

“Los únicos negocios que deben de importar a los funcionarios son los negocios públicos. A mí no me paga Repsol, a mí me pagan los mexicanos para servirles, y por eso tengo que defender el interés público”, indicó el mandatario.

“En el caso de que no se pueda con el actual marco legal fortalecer a Pemex y a la CFE, voy a enviar, si es necesario, una iniciativa de reforma a la Constitución para que vuelva a prevalecer el espíritu del artículo 27 constitucional”, reveló.

 

POR PARIS ALEJANDRO SALAZAR


Compartir