El gobierno federal estimó en un ejercicio preliminar que hay más de 139 mil muertes

Los datos forman parte del cuarto boletín estadístico de exceso de mortalidad, con corte hasta la semana 39 del año, que va del 20 al 26 de septiembre.

El gobierno federal estimó en un ejercicio preliminar que hay más de 139 mil muertes
Ejercicio preliminar de muertes. Foto: Archivo / CUARTOSCURO

El gobierno federal estimó en un ejercicio preliminar que hay más de 139 mil muertes atribuibles a COVID-19 en el periodo del 1 de enero al 26 de septiembre pasado, cifra mayor a las 88 mil 924 defunciones confirmadas al corte de este 25 de octubre.

En conferencia, el titular del Cenaprece, Ruy López Ridaura informó que se han observado 718 mil 90 muertes ocurridas por todas las causas en el lapso referido, cifra superior a las 524 mil 920 defunciones que las autoridades esperaban de enero a septiembre.

Esto representa un exceso de 193 mil 170 muertes ocurridas por todas las causas, equivalente a 36.8 por ciento de aumento.

De los más de 193 mil decesos adicionales, se reveló que 139 mil 153 muertes son atribuibles a COVID-19, equivalentes a 72 por ciento del exceso de mortalidad, de acuerdo con un ejercicio preliminar en esta materia.

Analizan causas de muertes

López Ridaura describió que para llegar a este cálculo, diversas instituciones trabajan desde hace varios meses en analizar las causas de muerte contenidas en los certificados de defunción y se buscaron aquellas causas que, de alguna manera, se refieren al coronavirus SARS-CoV-2 o a COVID-19 y se incluyeron términos como neumonía atípica o síndrome de distrés respiratorio.

Precisó que concluir este proceso llega a tomar uno o dos años para tener los datos finales sobre exceso de mortalidad.

Los datos forman parte del cuarto boletín estadístico de exceso de mortalidad, con corte hasta la semana 39 del año, que va del 20 al 26 de septiembre.

“A diferencia de los registros del Sisben, que dependen de que las personas lleguen a una unidad y se registren, el exceso de mortalidad es independiente a esto, todas las defunciones se registran en este sistema independientemente de la causa”, añadió López Ridaura.

El titular del Cenaprece recordó que el excedente es resultado de restar el número de muertes observadas a través de los certificados de defunción menos las defunciones esperadas para un periodo específico.

Añadió que es difícil hacer comparativos con otros países que realizan el mismo análisis, porque usan metodologías distintas, sin embargo, dijo que hasta ahora el exceso de mortalidad en países europeos llega hasta 30 por ciento; en Estados Unidos, es de 25 por ciento y en particular, en la ciudad de Nueva York, se reportó 65 por ciento de exceso de fallecimientos atribuibles a COVID-19.

Hasta el momento, la semana 29 fue cuando se registró el pico de más muertes en México y de ahí en adelante ha ocurrido una tendencia a la baja, al grado que las muertes esperadas y las observadas son similares, por lo que el exceso es menor.

La afectación es mayor en hombres, donde el exceso de mortalidad es de 43% y en mujeres, de 28 por ciento, además el grupo de edad de 45 a 64 años es donde se observa el mayor exceso de mortalidad.

 

Por: Gerardo Suárez


Compartir