ALASKA

¡Terrorífico! Así sonaron las alertas de tsunami tras terremoto de 8.2 en Alaska

Un fuerte terremoto se registró durante las primeras horas de este jueves en la costa sur de la península de Alaska, lo que ameritó activar la alerta de tsunami

MUNDO

·
De acuerdo con información del USGS, el terremoto se produjo a 91 kilómetros al suroeste del poblado de Perryville, en Alaska. FOTO: Twitter

La madrugada de este jueves la península de Alaska registró un un terremoto de magnitud 8.2 lo que provocó la activación de la alerta de tsunami por parte del Servicio Geológico de Estados Unidos  (USGS, por su sigla en inglés), también alertó al respecto la Agencia de Manejo de Emergencias de Hawái.

De acuerdo con información del USGS, el terremoto se produjo a 91 kilómetros al suroeste del poblado de Perryville, en Alaska, por lo que la alerta fue dirigida en particular para la zona sur de este estado de Estados Unidos. Hasta la madrugada de este jueves, se reportaron seis réplicas.

Hasta el momento no ha habido reporte alguno de víctimas o daños materiales pese a la intensidad del movimiento; "Es posible que se produzcan peligrosas olas de tsunami por este sismo en las próximas tres horas en algunas costas", señaló un comunicado del sistema de alertas de tsunami estadounidense.

Videos registran la alerta de tsunami

En redes sociales fueron compartidos videos de los momentos del terremoto, así como de los minutos posteriores en donde se puede escuchar la terrorífica alerta de tsunami que se pudo escuchar en diversas regiones de Alaska. En las grabaciones se observa a decenas de personas dirigirse en sus vehículos a lugares seguros, lejos de la costa.

Fue en octubre de 2020 cuando Alaska registró el sismo más reciente, con una magnitud de 7.5 provocó olas de tsunami en la costa sur de Alaska, aunque no se reportaron daños.

Esta constante actividad sísmica que se registra en territorio de Estados Unidos es consecuencia de que está situada en lo que se conoce como el “Cinturón de Fuego”, por lo que es continuo el choque de las placas tectónicas, lo que genera constantes sismos.