TEMBLORES

Terremoto de 1957: Así fue la vez que se cayó el Ángel de la Independencia en la CDMX

El domingo 28 de julio a las 02:40 horas ocurrió un terremoto de magnitud 7.8 que generó considerables daños en la CDMX

NACIONAL

·
Este sismo es conocido como el Terremoto del Ángel. Foto: Especial

También como el Terremoto del Ángel, en el año 1957 la CDMX registró un un sismo ocurrido la madrugada del domingo 28 de julio. Este movimiento telúrico alcanzó una magnitud de 7.8 y muchos lo recuerdan porque fue la vez que se cayó el Ángel de la Independencia

El epicentro se ubicó cerca del puerto de Acapulco, en la costa del estado de Guerrero y la zona centro de la República Mexicana fue la más afectada, en especial la Ciudad de México, dejando un saldo de miles de heridos; además de cuantiosos daños.

El domingo 28 de julio a las 02:40 horas y a 341 kilómetros de la Ciudad de México ocurrió un sismo de magnitud 7.8 que generó considerables daños en la ciudad. La afectación más icónica fue la caída del Ángel de la Independencia, por tal razón a este terremoto se le conoce con ese nombre.

 Así fue la vez que se cayó el Ángel de la Independencia

La escultura de siete metros de altura y siete toneladas de peso fue reinaugurada en septiembre de 1958. Desde entonces la escultura ha permanecido intacta a pesar de los numerosos sismos que la han sacudido, entre los que se encuentra el más devastador en 1985 y el más reciente el 19 de septiembre de 2017.

Los mayores daños ocurridos en la capital se concentraron en la entonces Delegación Cuauhtémoc. Según las fuentes periodísticas de la época, 39 decesos se reportaron en la ciudad y alrededor de mil edificios reportaron algún tipo de daño, caída de bardas, grietas en estructuras y acabados, de acuerdo con la página del Cenapred. 

Además de la CDMX, las poblaciones más afectadas fueron San Marcos, Chilpancingo, Chilapa, Huamuxtitlán, Ayutla y Tuxtla; todas en el estado de Guerrero. Se estima que fueron 160 decesos a nivel nacional y lo daños económicos se estimaron en 25 millones de dólares.

La Torre Latinoamericana sí resistió 

Aunque el Ángel de la Independencia cayó en 1957, la Torre Latinoamericana, que fue construida un año antes, ganó prestigio a nivel mundial al resistir el fuerte terremoto gracias a su construcción con estructura de acero y cimientos que flotan sobre el manto freático de la ciudad.

Esta hazaña le hizo recibir el premio del American Institute of Steel Construction (Instituto Estadounidense de la Construcción en Acero), por ser el edificio más alto que jamás había sido expuesto a una fuerza sísmica tan enorme. Es considerado uno de los rascacielos más seguros del mundo.

La Torre fue uno de los edificios que resistió el terremoto. Foto: Especial

Con información del Cenapred y medios