VACUNA CORONAVIRUS: ¿Cuáles son los ingredientes de la vacuna Moderna, Pfizer, AstraZeneca, Johnson & Johnson?

Muchas personas se han preguntado de qué están hechas las vacunas contra el coronavirus. Aquí te decimos sus componentes.

VACUNA CORONAVIRUS: ¿Cuáles son los ingredientes de la vacuna Moderna, Pfizer, AstraZeneca, Johnson & Johnson?
Vacunas covid. Estos son algunos de los ingresdientes de las vacunas contra el covid

Con los efectos secundarios que causan algunas firmas de la vacuna coronavirus, muchas personas se han preguntado de qué están hechas y por qué causan reacciones. A fin de entenderlo mejor, detallaremos los componentes de cada una.

Vacuna Moderna

La vacuna Moderna contiene una tecnología basada en el ARN mensajero, un pequeño fragmento de código genético que permite al cuerpo humano crear anticuerpos contra el nuevo coronavirus.

Está formada por lípidos que ayudan a la conservación del código genético y a su transmisión en el organismo. Tiene también estabilizadores del ácido y azúcar.

Sus efectos secundarios son leves y pasan en pocos días. Los más comunes son dolor en la zona de la inyección, fatiga, dolor articular o de cabeza, fiebre o escalofríos.

FOTO PEXELS

Vacuna Pfizer/BioNTech

Es la vacuna coronavirus que más rápido se está extendiendo en el mundo, además de la rusa Sputnik V, ya se está administrando de forma masiva en Reino Unido y Estados Unidos.

Tiene también el ARN mensajero que se utiliza por primera vez en una vacuna. Es la información genética del virus real que da información al cuerpo para reaccionar frente a futuras invasiones.

Debe conservarse a temperaturas de -70° centígrados, lo cual es una de las principales desventajas para aplicarla en masa. Esta vacuna coronavirus contiene lípidos, sacarosa y una solución salina, cuya función principal es regular la acidez.

Algunos de los efectos secundarios que causa son dolor en el lugar de la iplicación, cansancio, dolor de cabeza y muscular, escalofríos, dolor articular y fiebre.

Vacuna AstraZeneca

Este químico se ha convertido en el más polémico debido a las posibles reacciones que ha desencadenado, como la supuesta trombosis. Fue la tercera vacuna coronavirus aprobada en Europa por lo que los gobiernos están tratando de acelerar el suministro y las campañas de vacunación.

Es barata de producir y fácil de transportar, podría ser clave ante las dificultades que implican vacunas como la de Pfizer. Se puede conservar en un refrigerador doméstico sin necesidad de que esté a -18°, como lo necesitan las vacunas de Moderna o Pfizer.

De acuerdo con las primeras investigaciones, podría reducir la transmisión en los contagios de pacientes asintomáticos. En contraste con las vacunas de Pfizer y Moderna que tienen mejores resultados reduciendo casos graves de la COVID-19.

Este fármaco incluye un adenovirus de resfriado de chimpancé modificado genéticamente para que no pueda desarrollarse en el cuerpo humano. El sistema inmune recibe la información y aprende a defenderse frene al coronavirus creando anticuerpos neutralizantes.

Está compuesta por aminoácidos, sales y otros excipientes; además de etanol, sacarosa y cloruro de sodio. Los efectos secundarios reportados son sensibilidad en la zona de la aplicación, dolor de cabeza, fatiga, dolor muscular, escalofríos, dolor articular y náuseas.

Vacuna Johnson & Johnson

Sudáfrica fue el primer país del mundo en permitir su uso, seguido de Estados Unidos y Canadá. Una de las ventajas de esta vacuna es que es de una sola dosis.

Está basada en un adenovirus atenuado y modificado en el que transporta información genética que usa el coronavirus para infectar las células humanas.

Estos se reproducen y activan el sistema inmunitario para producir anticuerpos contra la COVID-19. Entre sus ingredientes están el alcohol, cloruro de sodio, ácido cítrico monohidratado y polisorbato.

Los ensayos clínicos probaron la vacuna en 40 mil adultos de distintos países como Estados Unidos, México, Brasil y Sudáfrica. La vacuna coronavirus dio un 85% de protección contra las formas graves de la enfermedad y hasta 66% contra las moderadas.

Sus reacciones son dolor en el lugar donde se aplicó la inyección, dolor de cabeza, fatiga y dolores musculares. La vacuna contra el coronavirus puede almacenarse hasta por tres meses a temperaturas estándar.

chp


Compartir