Continúan los DISTURBIOS por la detención del rapero PABLO HASÉL. Suman 29 detenidos. FOTOS DE LOS DISTURBIOS

Protestas y fuertes choques con la policía se registraron en la noche del miércoles por el arresto del rapero, Pablo Hasél.

Continúan los DISTURBIOS por la detención del rapero PABLO HASÉL. Suman 29 detenidos. FOTOS DE LOS DISTURBIOS
Disturbios en España por arresto de rapero. Las protestas por la detención del rapero, Pablo Hasél, continuaron durante la noche del miércoles

Los disturbios por la detención del rapero Pablo Hasél continuaron durante la noche del miércoles acompañados de protestas y fuertes choques con la policía en ciudades como Madrid, Barcelona y otras entidades catalanes.

Hasta las 00:00 horas de este jueves, la jornada dejaba un balance de, al menos, 29 personas detenidas, 10 en Barcelona, 12 en Lleida, 2 en Tarragona, y 5 en Girona, han informado los Mossos.

En la capital española, cientos de personas con pancartas de "Libertad Pablo Hasél. Amnistía total" o "Pablo Hasél libertad, fuera la justicia franquista", se juntaron en la Puerta del Sol, fuertemente resguardada por fuerzas de seguridad, provocando choques entre manifestantes y la policía antidisturbios.

Personas con el rostro tapado lanzaron botellas y objetos contundentes, quemaron mobiliario urbano, botellas de cristal y otros objetos a los miembros de la policía que terminó cargando contra ellos con pelotas de goma y gases lacrimógenos.

"Los violentos y los que no aceptan las normas no tienen cabida en nuestra sociedad. Condeno firmemente la violencia", tuiteó el alcalde de Madrid, el José Luis Martínez-Almeida.

Antes de esos sucesos, en la protesta de cientos de personas se escucharon gritos de "Libertad Pablo Hásel", mientras otros manifestantes rapearon con micrófonos y megáfonos.

Disturbios violentos se han registrado también en Lérida, ciudad natal del rapero, Gerona y Tarragona, han informado en Twitter los Mossos d'Esquadra

Hasél fue detenido el martes en una universidad en Lérida, donde se había atrincherado con simpatizantes para evitar su arresto. El rapero comenzó a cumplir una condena de nueve meses de cárcel por unos tuits contra la monarquía y las fuerzas de seguridad.

Su caso generó un fuerte debate sobre la libertad de expresión en España.

Además, ha provocado incomodidad en la coalición de izquierdas en el poder, presidida por Pedro Sánchez, que se comprometió a revisar el código penal para que este tipo de delitos no sean sancionados con penas de cárcel.

Su socio minoritario, Podemos, solicitaría un indulto para el rapero, quien ha recibido el apoyo de celebridades del país como el cineasta Pedro Almodóvar, el actor Javier Bardem o el cantante Joan Manuel Serrat.

Con información de agencias.

jos


Compartir