AMBOS HACÍAN BRUJERÍA

Pareja reclutó en Tinder a una joven para su secta sexual: la asesinaron cuando se negó a participar

Aubrey Trail fue condenado a muerte por el atroz crimen, mientras que a su novia Bailey Boswell la sentenciaron a cadena perpetua

MUNDO

·
Sydney tenía 24 años y su cuerpo desmembrado fue encontrado en una carretera de Nebraska, EU. Foto: FB Sydney Loofe

Sydney Loofe tenía 24 años, era cajera de una tienda Menards y la última vez que se supo de ella, el 15 de noviembre de 2017,  había ido a una cita con un hombre que conoció en Tinder. Lo que la joven no sabía es que la persona con la que se vería era el "líder" de un culto que gustaba de la brujería, la tortura y el sexo grupal desenfrenado.

Aubrey Trail, la cita de Sydney, y su novia Bailey Boswell, gustaban de reclutar mujeres a través de Tinder, una famosa aplicación para conocer personas y concretar posibles citas con gente que está en determinado radio de distancia. Ahí fue donde encontraron a Syndey y la citaron en un lugar, donde llevaban a cabo sus actividades.

El hombre convencía a las jóvenes de que era un vampiro y con Sydney no fue la excepción. Había interés sexual de ambas partes, sin embargo, cuando la joven cajera se enteró del estilo de vida de Aubrey y Bailey, se negó a participar. Fue entonces que él la estranguló con un cable hasta matarla para que después, por placer, su novia la desmembrara en 14 partes, de acuerdo con información de AP.

Hace 4 años, la joven fue a una "cita" y ya no regresó a casa. Foto: FB Syney Loofe

Los restos esparcidos de Sydney fueron encontrados en varias zanjas a lo largo de caminos rurales en el condado de Clay, en Nebraska, Estados Unidos. "Ella fue mutilada innecesariamente por Trail y Boswell como parte del plan para satisfacer su deseo sexual. La mutilación no se hizo como una ocurrencia tardía para ocultar el cuerpo", señaló la jueza Vicky Johnson durante la audiencia para sentenciar a Bailey, la cual se llevó a cabo este 8 de noviembre.

Ambos fueron sentenciados por el asesinato

A casi cuatro años del atroz crimen contra la joven de 24 años, Bailey Boswell por fin recibió condena por su participación en el asesinato de Sydney Loofe. Aunque los jueces estaban divididos y algunos pedían la pena de muerte por haber desmembrado a la joven, otros determinaron que no ameritaba el castigo máximo.

En audiencias anteriores, la mujer había pedido clemencia para ella, pues no quería dejar en la indenfensión a su pequeña hija de 7 años. Al final, se concluyó que su caso no tenía la suficiente deprevación para considera la pena máxima y se determinó que Bailey purgará una cadena perpetua en el Centro Correccional para Mujeres de Nebraska.

Bailey estará de por vida en prisión por el asesinato de Sydney. Foto: AP

En cuanto a Aibrey Trail, el novio de Bailey Boswell y asesino de Sydney Loofe, él fue juzgado desde 2019 y lo condenaron a la pena de muerte por asesinato en primer grado, conspiración para cometer asesinato y disposición indebida de restos humanos. En ningún momento mostró arrepentimiento ante la familia de su víctima.

Antes de ser sentenciado, cambió varias veces la versión sobre el asesinato de Sydeny, sin embargo, terminó por admitir que la ahorcó con una extensión y que lo hizo porque ella se asustó cuando le contaron sobre el culto sexual al que pertenecían. Entonces, si la dejaba ir, era muy probable que le contara a alguien lo que pasaba en su apartamento.

Cuando le dieron su condena, tres víctimas que lograron escapar a tiempo testificaron en su contra y relataron cómo reclutaba en Tinder y posteriormente abusaba de las mujeres en su culto sexual. Una vez adentro, él y su novia las torturaban y castigaban. De acuerdo con el Daily Mail, las autoridades de Nebraska aún no fijan la fecha de ejecución del hombre de 54 años.

Aún no hay fecha para la ejecución de Aubrey. Foto: AP

 

SIGUE LEYENDO:

Una joven embarazada y su hija de 22 meses desaparecieron en 1998: las hallaron 23 años después bajo el agua

Oscar Pistorius, campeón paralímpico acusado de matar a su novia, podría salir pronto de prisión