ONU ALERTA por repunte de plaga de langostas en el desierto de África; desataría hambruna

La plaga amenaza con dejar sin alimentos a la zona sur de Somalia, este de Etiopía y el noreste de Kenia, lo que dejaría a la región en una condición crítica

ONU ALERTA por repunte de plaga de langostas en el desierto de África; desataría hambruna
La FAO, así como la ONU, ya han redoblado esfuerzos para tratar de contener lo que se avecina como una gran amenaz. FOTO: Pixabay

La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) dio a conocer su preocupación por lo que ya es considerada una plaga de langostas del desierto con tintes devastadores que hasta el momento ha llevado al límite a países como Somalia y Etiopía y ya ha puesto en riesgo la zona del noreste de Kenia.

Entre sus peores previsiones señala que, debido a los fuertes vientos que han empujado a ejemplares adultos desde el sur de Somalia hasta áreas del este y el noreste de Kenia, la reproducción de estos animales se dispare en los próximos días en las zonas desérticas de esta región de África debido a las fuertes lluvias que se han registrado recientemente.

Las langostas han estado presentes desde hace meses en la zona oriental del continente africano, sin embargo los fuertes vientos han empujado a ejemplares adultos a zonas nuevas en Kenia, por lo que se pronostica que habrá nuevas incubaciones y se formen nuevos enjambres para principios de diciembre, lo que empeoraría la hambruna en la región.

25 millones de personas afectadas por el hambre

En estos momentos, informó la FAO, ya existen al menos 25 millones de personas con necesidades agudas de alimentos, por lo que la crisis alimentaria se espera empeore con este nuevo escenario. Los ejemplares de la langosta del desierto son considerados la especie migratoria más voraz del mundo.

Por poner un ejemplo, un ejemplar adulto puede consumir casi su propio peso en comida en un día, lo que equivale a unos dos gramos y para ponerlo en perspectiva, un enjambre de 1 kilómetro cuadrado, con alrededor de 40 millones de insectos, son capaces de comer en un día el alimentos equivalente al consumo de 35 mil personas.

La FAO, así como la ONU, ya han redoblado esfuerzos para tratar de contener lo que se avecina como una gran amenaza que desencadenaría una crisis de alimentos en la zona conocida como el Cuerno de África, para ello se han aumentado las operaciones de vigilancia y control, por tierra y aire, para adelantarse a un potencial rebrote en las próximas semanas.


Compartir