¡ALÉJALOS DE ELLOS!

Los olores que tu perro no soporta debido a la gran sensibilidad de su nariz

Aunque puedan parecer inofensivos, estos aromas pueden generar gran malestar en los lomitos, por lo que debes mantenerlos lo más lejos posible

ESTILO DE VIDA

·
Estos olores pueden resultar muy desagradables para el sensible olfato de los perros.Créditos: Pinterest

Los perros, además de ser máquinas de amor infinito y pelitos que nos recuerdan su presencia, también cuentan con habilidades ampliamente reconocidas y una de ellas es su gran sentido del olfato que supera con creces el de los humanos. Y es que no solo poseen una capacidad excepcional para detectar y procesar olores, sino que también tienen preferencias olfativas distintas, lo que puede hacer que los aromas atractivos para los humanos resulten desagradables para ellos

Los 7 olores que tu perro no soporta debido a su gran sentido del olfato

Dada esta aguda sensibilidad olfativa, resulta esencial comprender que cualquier olor, ya sea considerado "bueno" o "malo" por los humanos, será percibido de manera significativamente más intensa por los perros, por lo que es importante conocer cuáles son los olores más desagradables para ellos y así mantenerlos alejados. Sabiendo esto, aquí te muestro los siete aromas que resultan sumamente molestos para los lomitos.

Sigue leyendo:

3 suplementos naturales para perros que debes incluir en su dieta para cuidar su salud

Mascotas: ¿cómo cuidar las almohadillas de mi perro en época de frío?

Es fundamental contar con soluciones efectivas para controlar y eliminar los malos olores que puedan surgir en el entorno de nuestras mascotas.
Fotografía: Pinterest.
  • Cítricos: el olor a limón, naranja, pomelo o mandarina está entre los más desagradables, esta aversión se extiende tanto a la fruta en sí como a los aceites esenciales, los cuales son aún más concentrados.
  • Alcohol: el olor del alcohol antiséptico resulta intolerable para la sensible nariz de los perros, por lo que es importante evitar que entren en contacto con este tipo de sustancias. No se recomienda su uso para desinfectar heridas o limpiar superficies que estén en contacto con ellos y lo mismo sucede con las bebidas alcohólicas.
  • Vinagre: aunque algunas personas utilizan el vinagre como repelente para mantener a sus perros alejados de ciertos lugares, es esencial tener en cuenta que este es otro de los olores que generan un fuerte rechazo en los caninos.
  • Productos de limpieza: el amoniaco y el cloro, además de ser potencialmente irritantes, son olores sumamente molestos para los perros. Por lo tanto, al limpiar la casa con estos productos, se aconseja hacerlo en ausencia del perro y posteriormente ventilar bien la estancia para minimizar la permanencia del olor.
  • Perfume: el perfume enmascara nuestro olor corporal, que los perros adoran, utilizando compuestos químicos que ellos detestan, por ende, es preferible prescindir del perfume en presencia de nuestras mascotas.
  • Barniz de uñas y quitaesmalte: estos productos, especialmente aquellos que contienen acetona, resultan repulsivos para los perros. Se aconseja evitar el uso de estos productos en su presencia para no causar molestias innecesarias.
  • Naftalina: no solo está entre los olores más desagradables para los perros, sino que también es altamente tóxica para ellos. La ingestión de las bolitas de naftalina puede llevar a consecuencias graves, incluso la muerte, por lo tanto, se debe evitar su uso o al menos mantener estos productos fuera del alcance de los perros.
Los perros experimentan un sentido del olfato entre 10 mil y 100 mil veces más potente que el de los seres humanos.
Fotografía: Pinterest.

¿Por qué los perros son tan sensibles a los olores?

Según expertos, la diferencia olfativa entre humanos y perros es asombrosa, ya que se estima que los lomitos cuentan con alrededor de 50 veces más receptores olfativos en la nariz, con aproximadamente 200 a 300 millones de células olfativas, en comparación con los cinco millones presentes en la nariz humana. Además, el área cerebral dedicada al olfato en los perros es 40 veces mayor.

Además de la nariz, los perros cuentan con un órgano adicional llamado el órgano de Jacobson, o órgano vomeronasal, este órgano se encuentra en la parte superior de la cavidad bucal y está diseñado para detectar feromonas, sustancias químicas que los animales emiten y que desempeñan un papel crucial en la comunicación entre individuos de la misma especie.

La parte del cerebro de los perros dedicada al procesamiento de olores, conocida como el bulbo olfativo, es considerablemente grande en comparación con la de los humanos.
Fotografía: Pinterest.

Es así como la aguda sensibilidad olfativa de los perros es el resultado de una combinación de factores anatómicos, fisiológicos y evolutivos que han permitido a estos animales desarrollar un sentido del olfato excepcionalmente desarrollado. Esta habilidad les proporciona información crucial sobre su entorno y facilita diversas actividades fundamentales en su vida cotidiana.