ENTREVISTA

¿Cómo afectan las redes sociales la salud mental? Así puedes evitar afectaciones, según expertos

Para entender este grave problema, el Heraldo Digital platicó con Gerardo Sordo y Araceli Guzmán, quienes consideran que hay cosas que se pueden hacer  

ESTILO DE VIDA

·
El mal uso puede alterar tus ciclos del sueño. Créditos: Freepik.

Las redes sociales se han vuelto parte importante en la vida de muchísimas personas, tan sólo en México hay cerca de 98 millones de usuarios, según cifras de Statista (2022), pero aunque son una herramienta poderosa, también pueden influir de manera negativa en la salud mental de las personas según el uso que se les dé. Para entender este grave problema, el Heraldo Digital platicó con los expertos Gerardo Sordo y Araceli Guzmán. 

El mal manejo de las plataformas y estar expuesto a estos contenidos, de acuerdo con el Gobierno de México, puede provocar depresión, ansiedad, problemas de sueño e inseguridad. Uno de los principales problemas que suelen presentarse es el “FoMO” (Fear of Missing Out), o el miedo a perderse de algo si no se está al pendiente de los perfiles.

Es relativamente sencillo sufrir de alguno de estos padecimientos por las redes. Foto: Freepik.

¿Cómo afecta a la salud mental el uso de redes sociales? 

Gerardo Sordo,  CEO y fundador de la Influencer Marketing Hub BrandMe, destacó que cerca del 45% de los jóvenes en México sienten ansiedad cuando no pueden acceder a sus redes, lo cual es comparable, con su debida distancia, a otras formas de adicción como el alcohol. 

A veces se descuidan los deberes. Foto: Freepik. 

Además, señaló que el "FoMO" puede afectar la vida cotidiana, desde la escuela hasta el trabajo, exacerbando problemas como la depresión y la falta de privacidad. Mencionó que muchas personas buscan un estatus digital que a menudo no refleja su realidad, lo que puede llevar a esfuerzos significativos y, en última instancia, a una disminución en la calidad de vida.

"Se debe de tratar, o sea esta inteligencia emocional de uso y comportamiento en redes sociales, debe de existir una educación sana para que nosotros como personas no caigamos en un trastorno psicológicos por el uso excesivo de redes", opinó.

A veces es necesario establecer límites. Foto: Freepik. 

¿Las redes sociales pueden provocar falta de sueño?

Por su parte, la psicóloga clínica Araceli Guzmán expuso que las redes sociales pueden tener un efecto corrosivo en nuestra salud mental y que estos medios digitales pueden distorsionar nuestra percepción de la realidad y conducir a comparaciones dañinas con otros. Esta comparativa constante puede generar insatisfacción con nuestras propias vidas y afectar seriamente nuestra autoestima.

En cuanto a los signos de alerta, Guzmán puntualizó que hay que estar al pendiente de cambios en el comportamiento, tales como el abandono de actividades que antes se disfrutaban. Este alejamiento puede afectar todo, desde nuestras relaciones interpersonales hasta nuestros patrones de sueño. Además, la experta añadió que la falta de sueño reparador es otro signo de que algo no está bien.

Poner alarmas para saber cuándo dejar el celular es muy útil. Foto: Freepik.

La alimentación y el estado emocional también se ven impactados. Muchos usuarios se someten a dietas extremas para imitar a celebridades o influencers, lo que puede desencadenar problemas de salud. También es común experimentar episodios de irritabilidad, reflejo de una insatisfacción más profunda que puede extenderse más allá del mundo digital.

“Para evitarlo, podemos establecer qué buscaremos… Porque muchas veces solamente decimos, ‘pues me voy a meter a ver que me encuentro’... Otra cosa es reconocer las emociones que nos deja revisar las redes sociales, eso nos da un indicativo de si lo que vemos es un contenido que sí me aporta”, aconsejó.  

Establecer un objetivo por el cual entrar a redes también sirve. Foto: Freepik. 

¿A las plataformas les importa cuidar de la salud mental de sus usuarios? 

Según el portal Medline Plus, de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, “la salud mental incluye nuestro bienestar emocional, psicológico y social. Afecta la forma en que pensamos, sentimos y actuamos cuando enfrentamos la vida”. Mantener un equilibro parece difícil en Internet, más cuando abundan los contenidos ofensivos o sensibles. 

Diferentes medios han hablado de la teoría que sostiene que los algoritmos de las redes sociales favorecen el contenido polémico para aumentar la interacción del usuario. Gerardo argumentó que, aunque sí puede parecer que promueven este tipo de contenido, la responsabilidad última recae en quien lo publica. 

Las plataformas pueden mejorar aún más sus políticas. Foto: Freepik.

Y mencionó que las las firmas digitales han implementado medidas para cuidar la salud mental de los usuarios, como la opción de eliminar interacciones con una expareja o bloquear usuarios. A pesar de los esfuerzos, aún hay espacio para mejoras, como verificación de contenido y alertas para el tiempo que se gasta en el consumo de contenidos.

“Otra propuesta interesante probablemente sería como dar más información de los contenidos… Depende de cada uno de los casos, pero no sé… Si un contenido es viejo, por ejemplo, que se indique en una leyenda o si una foto es original”, refirió. 

Algunas plataformas lo complican 

En cuanto a los cambios recientes en “X”, antes Twitter, y que las opciones de seguridad que serán pagadas, Gerardo ve estos movimientos como potencialmente dañinos para la salud mental y la privacidad de los usuarios. "Si Twitter empieza a no poder bloquear a una persona, los usuarios simplemente se van a ir y van a ver otras alternativas porque dicen 'esta red social no me cuida'", analizó.

Pese a esto, Sordo consideró que afortunadamente en la actualidad el tema ya no es un tabú y recibe la atención necesaria de profesionales de la salud mental. Aunque las plataformas están tomando medidas para mitigar estos efectos, como ocultar los "likes" en Instagram, aún queda mucho por hacer para proteger la salud mental de los usuarios.

Depurar tus redes es otro buen consejo. Foto: Freepik.

Para evitar las malas interacciones, Araceli dio un consejo: "depurar" nuestras redes sociales regularmente. Alegó que con el tiempo, acumular contactos y páginas que ya no son relevantes para nuestras vidas actuales. Además, debemos ser conscientes del tiempo que pasamos en redes, por lo que será buena idea establecer límites y disciplina en el uso de estas plataformas es crucial.

“A veces pasa que hoy sí pude revisarlo solamente 10 minutos, pero mañana a lo mejor y recaigo… No pasa nada porque todo lleva su tiempo, poner alarmas puede servir para recordarnos… Ese es un método (para limitar el uso)... Es importante que tengamos actividades recreativas… Muchas veces al revisar redes nuestro cerebro recibe satisfacción o placer, es una fuente rápida… Pero al tener otra fuente de dopamina como el ejercicio puede ser más sencillo”, agregó Guzmán. 

¿Es necesario que haya intervención del gobierno? 

Sordo juzgó que sí existe la necesidad de una intervención gubernamental en México para regular estos espacios virtuales, especialmente en lo que respecta a la salud mental. E hizo hincapié que ante cifras alarmantes de depresión, ansiedad y hasta suicidios entre jóvenes, el gobierno debería tomar cartas en el asunto. 

Nadie nos ha enseñado a usar las redes sociales o el Internet. Foto: Freepik. 

Sordo resaltó que nadie ha enseñado de forma sistemática a la población cómo usar Internet y redes sociales, por lo que sugirió que tanto el gobierno como las escuelas deberían ofrecer herramientas y capacitaciones para que las personas puedan manejar las plataformas de una manera que no afecte negativamente su bienestar psicológico.

"Creo que es importante que las nuevas generaciones lo sepan para que no caigan en todos estos trastornos psicológicos que muchas personas de nuestra generación tienen porque crecimos sin ninguna guía”, dijo. 

¿La vida digital impacta en la realidad? 

Gerardo Sordo enfatizó que la fusión entre la vida digital y la vida real es cada vez más estrecha, además de que una "buena imagen digital" puede impactar tanto en el ámbito personal como en el profesional. Y mencionó que es importante cultivar una presencia en línea positiva, ya que esto puede influir en relaciones y oportunidades de empleo. Sin embargo, comentó que es importante manejar un equilibrio para no caer en los riesgos psicológicos como la depresión y la ansiedad que pueden surgir si la gente no gestiona adecuadamente su identidad digital.

Finalmente, Guzmán subrayó que el uso excesivo de redes sociales se ha convertido en un "arma de doble filo", especialmente relevante en el contexto de la pandemia. Aunque estas plataformas han servido para mantenernos en contacto, también pueden distorsionar nuestra percepción de la realidad y contribuir a problemas como la depresión. Resalta que la clave está en encontrar un equilibrio para poder disfrutar del "momento presente".

Acudir con un profesional siempre es la mejor opción. Foto: Freepik.

Y exhortó a las personas que ante cualquier síntoma de afectación el a salud mental, acudir con un profesional de la salud, “es importante, porque justamente también pasa en redes sociales que podemos encontrar a muchas personas que son influencers a los cuales se les sigue y al final no se obtienen los resultados esperados.. Entonces sí, es imperante que más allá de que nos informemos tanto en redes o en podcast, ir de la mano acompañado de un especialista”, concluyó. 

SIGUE LEYENDO....

¿Cuál es el secreto para alcanzar la felicidad en un año, según la ciencia?

¿Cómo ser feliz en el trabajo?, esto es lo que recomienda un experto de Harvard