Hogar: Razones por las que deberías hacer composta con los desechos orgánicos

Se puede utilizar como fertilizante natural para plantas de ornato, huertos o jardín

Hogar: Razones por las que deberías hacer composta con los desechos orgánicos
Se hace con productos orgánicos. Especial

Una forma de reutilizar los desechos orgánicos que generamos diariamente es hacer composta, es decir un abono orgánico que se forma por la degradación microbiana de materias acomodas y sometidos a un proceso de descomposición.

Esta mezcla de residuos es de gran utilidad para los suelos agrícolas, jardines o macetas, pues ayuda a mejorar la estructura y la fertilidad de la tierra, además de ser fuente de nutrientes para las plantas, según información proporcionada por la Secretaria de Agricultura y Desarrollo Rural.

Importancia de la composta:

  • Mejora la sanidad y crecimiento de las plantas.
  • Es fuente importante de nutrimentos para las plantas.
  • Aumenta la capacidad de retención de humedad del suelo
  • Amortigua los cambios de pH en el suelo.
  • Disminuye los cambios bruscos de temperatura.
  • Las plantas pueden absorber más nitrógeno como consecuencia de la relación C/N en el suelo.
  •  Es una fuente de alimentos para los microorganismos.
  • Logra descomposición parcial o casi completa de algunos residuos agrotóxicos.
  • Mejora las propiedades físicas, químicas y biológicas del suelo

¿Cómo hacerla?

1.    Coloca una capa de paja de 30 cm de altura a lo largo de la cama  y encima restos de jardinería, viruta o aserrín, desechos de hortalizas. Humedece  con abundante agua.

2.    Agrega una capa de 15 cm. de restos de comida o de jardinería. Humedece.

3.    Añade una capa de entre 5 y 10 cm de estiércol desmenuzado y humedece.

4.    Alterna otras capas iguales a las anteriores.

5.    Evita que la composta se seque para evitar invasión de ácaros, hormigas u otros animales, o que se moje en exceso porque proliferan los hongos y despide mal olor.

6.    Voltea la composta a los 15 días y luego cada semana. Cuida que la temperatura se mantenga entre los 50 y 60 grados Centígrados. Si no aumentó el calor, voltea nuevamente y agrega tierra, agua, estiércol o residuos verdes. Mantén un equilibrio entre material verde y seco. Adiciona tierra para que los microorganismos  aceleren el proceso.

7.    Una vez lista la composta, almacena en costales y guárdalos en un lugar seco hasta que los utilices para fertilizar tu huerto casero o tus macetas.

Con información de  Sagarpa

GB 


Compartir