ENFERMEDAD

Estas ENFERMEDADES afectan a las MUJERES con el Síndrome de la Abuela Esclava

Esta circunstancia supone que mujeres adultas mayores, soportadas económicamente por los hijos, realizan actividades que no les corresponden por su edad

Las abuelas esclavas suelen cuidar y educar a sus nietos durante largos lapsos. Foto: Pixabay
Escrito en ESTILO DE VIDA el

Es muy común, en distintas sociedades del mundo, que las mujeres adultas mayores apoyen en actividades de su hogar que directamente estén relacionadas con los hijos y nietos. Ante esto, estas mujeres en muchas ocasiones realizan labores que resultan pesadas, complejas o asfixiantes para su edad. 

Las mismas, van desde apoyar a sus hijos con actividades de casa, el cuidado en exceso de sus nietos y, sobre todo, el sometimiento al hecho de percibir un apoyo económico que no le permita tener la autonomía que esas mujeres desearían. 

A grandes rasgos, esta situación es conocida como Síndrome de la Abuela Esclava, espectro en el que los especialistas han notado que, estas mujeres adultas mayores, pueden desarrollar padecimientos físicos o neurológicos derivados del exceso de labores mencionadas.

¿Qué es el Síndrome de la Abuela Esclava?

Las abuelas esclavas, podrían comprenderse a todas esas mujeres que debido a la "ayuda" que reciben de sus hijos, se siente obligadas a servirlos.

Limpian, atienden, cocinan, trabajan en casa, todas estas actividades las realizan en "agradecimiento" por los cuidados y atenciones que sus familias les tienen y para las cuales ellas se sienten responsables de contribuir.

En el caso de nuestro país, miles de abuelas mexicanas realizan trabajos domésticos como cuidar a sus nietos, llevarlos a la escuela, cocinarles y ser responsables de los trámites y pagos de servicios de ellos o de casa.

Este síndrome les lleva a sufrir enfermedades

Como toda situación que supone un exceso o riesgo, el Síndrome de la Abuela Esclava provoca consecuencias en el estado de salud de estas mujeres adultas mayores.

El exceso de responsabilidad y trabajo termina por deteriorar rápidamente su salud, llevando a padecimientos muy característicos. De acuerdo con el sitio especializado en personas de la tercera edad, GereatricArea, las manifestaciones físicas más clásicas del síndrome de la abuela esclava son:

La hipertensión arterial. El intenso ritmo de labores, andar de un lado para el otro y someterse a esfuerzos físicos mayores o que llevan al límite su capacidad, derivan constantemente en la hipertensión. 

La aparición de diabetes. Como un padecimiento particular de ciertas personas, es muy factible que el estrés de responsabilidades detone o aumente la progresión de una mujer con antecedentes diabéticos.

La sensación de cansancio crónico. Similar al primer punto, la fatiga crónica sucede comúnmente en estas mujeres, que asumen responsabilidades que las llevan a padecer problemas musculares u óseo esqueléticos.

La ansiedad. La percepción de cumplir con las actividades auto impuestas y, quizá, la imposibilidad de cumplirlas, sumado a dificultades económicas o de entorno familiar y social, derivan en estrés y ansiedad para ellas.

Los cuadros depresivos. El cúmulo de todo lo antes mencionado, puede llevar a episodios de depresión o sensación de incapacidad para controlar emociones. La persistencia de esto, se notará en desgano, poca motivación, tristeza o dolencias físicas.

 

MAAZ