Café en ayunas causaría graves daños a tu salud; ten cuidado si lo tomas para despertar

Para evitar problemas estomacales, los expertos recomiendan beber café con el estómago después de comer algo.

Café en ayunas causaría graves daños a tu salud; ten cuidado si lo tomas para despertar
Ten cuidado al tomarlo por la mañana. Foto: Especial.

Muchas personas inician sus rutinas tomando un café para despertar y comenzar con energía el día, pues la cafeína contenida en el café puede mejorar el estado de ánimo, la función cerebral y el rendimiento en general. Además, también puede ayudar a perder peso y proteger contra enfermedades como la diabetes tipo 2, el Alzheimer y las enfermedades cardíacas. Sin embargo, beberlo a primera hora y con el estómago vacío podría dañar su salud.

Y es que beberlo así podría estimular la producción de ácido estomacal, irritar el estómago y empeorar los síntomas de los trastornos intestinales como el síndrome del intestino irritable, úlceras, náuseas, reflujo ácido e indigestión, ya que como no hay otros alimentos para evitar que el ácido dañe el revestimiento del estómago. Los expertos aseguran que los que tienen problemas digestivos son los principales que deben evitar esta práctica. 

café
Es parte de la rutina de muchos. Foto: Especial.

¿Qué hacer si tienes problemas digestivos? 

Algunos médicos sostienen que si experimenta problemas digestivos después de tomar café con el estómago vacío, debe ajustar su ingesta de manera adecuada, porque beber café con el estómago vacío puede aumentar los niveles de la hormona del estrés, el cortisol, por lo que preferiblemente debes ingerirlo después de desayunar. 

Aunque, otros estudios señalan que el consumidor habitual no experimentaría normalmente un aumento del cortisol. No hay evidencia científica que sugiera que beber café con el estómago lleno pueda reducir esta respuesta, pero aún así es recomendable. Además, todo aumento de los niveles de cortisol parece episódico y temporal.

La ingesta regular de café puede alterar la química del cerebro, requiriendo cantidades progresivamente mayores de cafeína para producir los mismos efectos. Beber cantidades excesivas puede causar ansiedad, inquietud, palpitaciones cardíacas y empeorar los ataques de pánico. 

Por esta razón, la mayoría de los expertos están de acuerdo en que es necesario limitar la ingesta de cafeína a unos 400 mg por día, el equivalente a 4-5 tazas de café. Los efectos pueden durar hasta 7 horas en los adultos, el café también puede perturbar el sueño, especialmente si lo bebemos en la segunda parte del día.

msb


Compartir