Síndrome del biberón: ¿Qué es y cómo detectarlo en bebés y niños pequeños?

El síndrome del biberón es un daño que se produce en dientes y encías de nuestros pequeños

Síndrome del biberón: ¿Qué es y cómo detectarlo en bebés y niños pequeños?
Foto: Especial

Muchas veces pensamos que es buena idea darle a nuestros hijos todo lo que estamos comiendo o bebiendo, para que vayan probando y se acostumbren poco a poco a la dieta familiar, pero por querer complacer a nuestros pequeños, no medimos el daño que les podemos causar a futuro, tal es el caso del síndrome del biberón, ¿lo habías escuchado?

El síndrome del biberón, también conocida como caries del lactante, es una forma particular en la que la caries se presenta en bebés o niños pequeños (que aun toman biberón). La causa de este síndrome es la constante exposición a leche con azúcar o líquidos con azúcar (jugos, agua de fruta endulzada , refrescos etc).

¿En qué momento el biberón puede ser un riesgo?

La manera mas común en que ponemos en riesgo a los niños, es cuando se llevan el biberón a la cama, ya sea para la siesta o para la hora de dormir la siesta, lo cual hace que no se cepillen los dientes y el contacto del líquido con azúcar, sea principalmente con los dietes anteriores superiores  (es el sitio mas común de exposición).

Generalmente, pensamos que los llamados “dientes de leche” (al ser temporales), no tienen por que afectar los dientes permanentes, pero ss una enfermedad muy seria, que puede llegar a destruir los primeros dientes del bebé, si no se toma el sumo cuidado, a la larga, este síndrome del biberón, hace que los niños requieran una cirugía oral con anestesia general.

Los primeros signos que vemos en los pequeños, son 3 y hay que atenderlos al notarlos:  Encías rojas, boca especialmente irritada, y dientes que no parecen normales (empiezan a tener una coloración distinta, ya sea café o con presencia de caries notoria).

La caries del biberón, además de hacer que el bebé pierda los dientes de leche, si no se toma con cuidado y atención adecuada, pueden desarrollar problemas de oído, lenguaje y además mucho dolor. Aunado a esto, los niños pequeños (que ya comen sólidos) no necesitan comer grandes cantidades de azúcar, simplemente con la fructosa natural de los alimentos, es suficiente.

De este modo, también podemos tener precaución con el desarrollo de sobrepeso y obesidad en la primera infancia. (Es importante cuidar hábitos).

¿Cómo prevenir el síndrome del biberón?

La manera en la que podemos prevenir este síndrome del biberón son:

  • No agregar azúcar a los líquidos que bebe el bebé
  • Evitar que se duerma con el biberón en la boca
  • Enseñar al bebé a beber agua, en vez de jugos o agua con mucha azúcar o refrescos.
  • No agregar miel al chupón.

De esta manera, es mucho mas fácil enseñarles a los bebés que no necesitan tener una bebida dulce para dormir y poco a poco podemos ir revirtiendo esos efectos en la primera infancia para tener unos dientes sanos en la vida adulta.  

 


Compartir