La Chinesca: el barrio chino más mexicano y bonito del país

El lugar está repleta de muros hechos por manos mexicanas

La Chinesca: el barrio chino más mexicano y bonito del país

Baja California es un destino lleno de historia y lugares naturales emblemáticos que atraen a miles de turistas nacionales e internacionales año con año pero... sabías que aquí también hay un barrio chino que es considerado el más bonito del país. 

El barrio, ubicado en Mexicali, es una fusión de la cultura asiática con la mexicana que actualmente forma parte de su patrimonio cultural y gastronómico.

Mexicali es una ciudad repleta de contrastes, y la fusión de la cultura asiática con la mexicana es una de las muestras más claras de ello, esta combinación cultural se originó en el siglo pasado, a causa de una importante migración de chinos al continente americano, como consecuencia de los cambios políticos y económicos que atravesó el país oriental.

La Chinesca, conocida también como el barrio chino mexicalense, es un callejón en el que se resguarda el pasado asiático de la localidad y se rinde un homenaje a la cultura y el estilo de vida que tuvieron sus habitantes.

Historia

La llegada de las comunidades chinas a Mexicali se dio a través de la compañía estadounidense Colorado River Land Company, quien contrató obreros de origen chino para habilitar el valle agrícola de la región. Estos trabajadores se encargaron principalmente de abrir caminos y canales, contribuyendo al sistema de irrigación.

Muchos de los trabajadores decidieron quedarse en México tras terminar las obras, e hicieron grandes aportaciones en el desarrollo de la zona urbana de Mexicali, porque se establecieron en el Centro Histórico, sumando comercios, templos, bares y restaurantes en el lugar que hoy conocemos como La Chinesca. 

Los secretos del barrio

Son muchos los mitos que giran en torno al barrio chino de Mexicali, y el principal se debe a la peculiaridad de sus construcciones, pues en su mayoría contaban con grandes espacios subterráneos conectados entre sí. Se cree que la presencia de estos sótanos era consecuencia de las altas temperaturas, y en un principio fueron pensados como refugios del calor y el clima extremo de la región.

Con el paso del tiempo y la transformación de la ciudad, los sótanos tenían diversos usos, como asociaciones chinas, fumadores de opio, cabarets, hospitales, escuelas, y templos. Así, La Chinesca poco a poco se convirtió más bien en una ciudad subterránea donde se podía observar la cultura china en su máxima expresión.

La Chinesca está embellecida por diversos murales que representan a los personajes más importantes de su cultura en diversos ámbitos como el educativo, el empresarial y el gastronómico. Además, los visitantes pueden descender a los sótanos que están habilitados como una especie de museo para hacer un viaje en el tiempo, y recorrer esta historia desde la Revolución Comunista y el origen de las migraciones con el régimen de Mao Tse-Tung, hasta las primeras familias de origen chino que arribaron a Mexicali.

alg


Compartir