¿Cansancio permanente? 5 claves para liberarte de este mal

Tras un año de confinamiento por la pandemia, la salud mental y física de las personas se ha visto alterada; si te sientes cansado todo el tiempo, esta nota de interesa

¿Cansancio permanente? 5 claves para liberarte de este mal
¿Cómo combatir el cansancio permanente? Foto: Especial

Durante este último año, varios de los males de la sociedad se han acelerado y han resaltado los distintos síntomas de las enfermedades sociales que se han padecido en las ultimas décadas, el más frecuente es el cansancio, presente en nuestras vidas casi de forma permanente y que nos lleva a sufrir fatiga crónica o a sentirnos verdaderamente exhaustos en algún momento del día. En esta nota te comparto cinco claves para liberarte de este mal.

El filósofo Byung-Chul Han describe la fatiga como “una enfermedad de la sociedad neoliberal del rendimiento. Hoy más que nunca nos autoexplotamos creyendo que nos estamos realizando. Lo que nos agota no es una coerción externa, sino el imperativo interior de tener que rendir cada vez más”.

Muchas veces nos vemos forzados a rendir al máximo por distintos motivos: trabajo, familia, presión social, entre otros, y en ocasiones creemos que hacerlo nos brinda una sensación de libertad, pero en el fondo lo único que encontramos es una sensación de liberación, pero no nos sentimos verdaderamente libres.

¿Qué es entonces lo que hay de fondo en esta sensación de cansancio permanente, de esta falta de sentido profundo de libertad?

No podemos ignorar que la nueva forma de trabajar, estudiar y realizar nuestras actividades cotidianas ha cambiado: el teletrabajo, las videollamadas y toda la conectividad a la que estamos expuestos es algo agotador, incluso podemos sufrir la denominada “videodismorfia”,  que nos hace prestar una mayor atención a todas nuestras imperfecciones al vernos tanto tiempo en la pantalla.

Este periodo de vacaciones nos brinda una gran oportunidad para descansar y recuperar la energía perdida, que por más que hemos intentado, no hemos podido recargar al 100 por ciento. Por ello, te comparto cinco puntos para vivir en plenitud estos días y evitar la sensación de cansancio permanente.

1. Mayor conexión emocional: En la mayoría de los hogares existe una gran conexión digital, pero muy poca conexión emocional entre sus miembros, lo que nos lleva a vivir una “comunicación descorporizante”. Cada día tenemos la oportunidad de conocer más y mejor a las personas que nos rodean y generar una verdadera conexión que sea más humana.

2. Generar mayor confianza: La manera en que nos relacionamos con la tecnología y enseñamos a los demás a hacerlo con ella está en nuestras manos, por lo tanto es esencial la construcción de la confianza a través de conversaciones profundas, recordando que la tecnología es solo un medio y no un fin.

3. Comunicación efectiva y afectiva: La comunicación digital es fundamentalmente unilateral, bastante reducida y agotadora de sobre manera. Debemos favorecer en todo momento una comunicación asertiva, hablando con honestidad y sinceridad, fomentando el diálogo en las charlas cotidianas y reuniones.

4. Del individualismo a la empatía: Es frecuente ver hoy en día cómo el individualismo se hace presente al estar expuestos de manera casi permanente a las videoconferencias, convirtiéndonos, como se ha denominado, en una especie de “videozombis”. Tenemos una invaluable oportunidad en estos momentos para combatir el individualismo en el que hemos caído. La clave es pensar que el bien de un todo es más importante que el bien de solo una parte.

5. Libertad vs liberación: La liberación se ve como esa cualidad que tenemos para no estar obligados físicamente a algo, pero la verdadera libertad no se logra simplemente liberándose, sino teniendo la capacidad de ser libre para algo, a un proyecto que nos permita arrojar nuestra vida por delante trazando anticipadamente la línea que queremos seguir.

El tener un tiempo de ocio o de descanso durante las vacaciones no significa no hacer nada, se trata más bien, de un cambio de actividad. La clave es la forma en la que se ocupa dicho tiempo; esto implica la realización de actividades que ocasionan una satisfacción personal, y además se hacen de forma libre y voluntaria.

Date un tiempo para conocer que es lo que te gusta y apasiona, de esta manera te sentirás con más energía para poder compartirlo con los demás y hacer que tus relaciones sean más humanas.

Soy Sergio Cazadero y te quiero compartir, cómo hacer para crecer.

www.sergiocazadero.com


Compartir