Escápate en auto: Destinos que quizás aún no conoces, cerca de las grandes ciudades de México

Mientras esperamos las vacaciones de Semana Santa, preparamos una guía de viajes cortos, espontáneos y perfectos para tomar el auto y manejar desde algunas de las grandes ciudades de México

Escápate en auto: Destinos que quizás aún no conoces, cerca de las grandes ciudades de México
Las inmediaciones de la capital ofrecen rincones naturales para cambiar de paisaje. Foto: Shutterstock
  • Ciudad de México

Las inmediaciones de la capital ofrecen rincones naturales para cambiar, por unos días, de paisaje. Por ejemplo, el Rancho San Martín Lavanda, ubicado en Puebla, entre los parques nacionales Iztaccíhuatl y Popocatépetl, organiza recorridos guiados a través de sus campos cubiertos de rosa y violeta.

Quien prefiera un poco de aventura, en los bosques que envuelven a Mineral del Chico, Hidalgo (en la foto), podrá practicar senderismo, ciclismo, rappel y lanzarse en tirolesa.

45 Minutos a Mineral del Chico, desde Pachuca. Foto: Shutterstock
  • Monterrey

Ubicadas sólo unos kilómetros al noroeste de la ciudad, las Grutas de García (en la foto) albergan estalactitas y estalagmitas –bautizadas con nombres como la Torre China y el Árbol de Navidad– de más de 60 millones de años de antigüedad.

Quien se anime a manejar un poco más podrá visitar el Pueblo Mágico de Bustamante, perfecto para organizar excursiones a sus alrededores que, entre cautivadores escenarios naturales, conservan pinturas rupestres.

60 millones de años, tienen las formaciones rocosas. Foto: Shutterstock
  • Guadalajara

Las comunidades que rodean la metrópoli componen un vistazo comprensivo a la personalidad jalisciense: enamorada de sus tradiciones, orgullosa de su identidad y comprometida con sus ecosistemas. Mientras que Ajijic (en la foto), a la orilla del lago de Chapala, ha aprovechado sus casonas coloniales para alojar restaurantes y hoteles boutique; la comunidad de Yerbabuena, en las afueras del Pueblo Mágico de Mascota, conserva en su ADN el espíritu de la cultura charra.

Más de 20 mil personas extranjeras viven actualmente en Ajijic y su paradisiaco acceso al Lago de Chapala. Foto: Shutterstock
  • Tijuana

En la frontera con San Diego, el Parque de la Amistad, en donde personas en ambos lados de la valla metálica –intervenida por artistas– extienden los brazos para darse la mano y abrazar a sus seres queridos, es uno de los lugares más sobrecogedores en el país.

Hacia el oeste, en donde comienza la legendaria carretera La Rumorosa (en la foto) que corre hasta Mexicali, Tecate se ha entregado a la buena vida: la del clima cálido, la buena comida y las largas sobremesas.

1232 metro de elevación de la carretera la rumorosa. Foto: Shutterstock
  • Mérida

La cercanía de Mérida con el municipio de Homún (en la foto), vuelve a la Ciudad Blanca el punto de partida ideal para recorrer la ruta de cenotes, que incluye algunos de los menos concurridos y más espectaculares en la península, como el Yaxcabaltun, el Pool Uinic y el Kaay Canche.

También desde la capital yucateca se puede visitar la Zona Arqueológica de Kabah, que conserva templos y estructuras grabadas bajo el abrigo de la selva.

800 D.C., año de mayor apogeo de la ciudad maya de Kabah. Foto: Shutterstock

Aliados para toda ocasión

El road trip perfecto no sólo depende del lugar que visitemos: saber elegir el auto adecuado es tan importante como el destino.

  • En familia

En sus modelos más recientes, la Chevrolet Traverse regresa con las características de espacio y confort que la han hecho un favorito para largos trayectos en compañía de toda la familia. Su integración para smartphones y un sistema de infotenimiento completo con una pantalla de 8 pulgadas, garantiza la diversión en los trayectos más largos.

Foto: Especial
  • Espíritu de aventura

Para itinerarios que incluyen tanto centros urbanos, como tramos off-road, la potente Ford Explorer –que permite remolcar más de 2,500 kilogramos– es el vehículo ideal para renovar, a lo largo de todo el viaje, la emoción de atravesar el país.

Foto: Especial
  • Conexión personal

En cualquiera de sus cuatro versiones –Widebody, SRT, Scat Pack y GT– el icónico Dodge Challenger echa mano de su característico motor robusto y de las implementaciones tecnológicas que ha añadido a sus modelos más recientes para recordarnos el gusto de manejar una autopista con completa libertad.

Foto: Especial

Por Alby García

avh 

 


Compartir