Generación Covid, niños y adolescentes tendrán estas secuelas EMOCIONALES tras pandemia

El aislamiento al que nos ha orillado la pandemia ha tenido repercusiones de todo tipo, no obstante hay que poner atención a las mentales y emocionales, sobre todo en las generaciones más jóvenes

Generación Covid, niños y adolescentes tendrán estas secuelas EMOCIONALES tras pandemia
Secuelas emocionales de la generación Covid. A un año del aislamiento masivo, ya se pueden vislumbrar las secuelas emocionales de la Generación Covid.

Estamos a unas cuantas semanas de cumplir un año aislados socialmente a causa de la pandemia de coronavirus (COVID-19), no sólo en México sino en distintas partes del mundo como España, Francia, Canadá y Estados Unidos; durante este período hemos visto una serie de repercusiones a nivel social que ha causado el confinamiento, sin embargo cada individuo en el planeta ha tenido sus secuelas, sobre todo los niños y adolescentes de la Generación Covid que si algún día acaba la pandemia podrían presentar importantes problemas emocionales.

Niños y adolescentes han perdido importantes momentos de su formación

Un daño colateral que ha ocasionado el aislamiento derivado de la crisis sanitaria que vive el mundo, son los trastornos emocionales en niños y adolescentes: La Dra. Claudia Sotelo Arias, directora del Centro de Especialización de Estudios Psicológicos en la Infancia (CEEPI) señaló que se ha perdido para los niños y adolescentes interacciones sociales importantes para su desarrollo como seres humanos.

“Vamos para una año de aislamiento. Esto en la vida de los menores es demasiado tiempo. Se están perdiendo momentos invaluables para aprender cosas que sólo las socialización brinda como son la instauración de la identidad y de la autonomía. Lo anterior se cristalizan en el juego con otros niños, la cercanía que da la amistad y el afecto, la competencia, el respeto a la autoridad que imponen los maestros o la disciplina y el sentido del humor que otorgan sus pares. Todo esto edifica el desarrollo de los niños y no se está cumpliendo”, explicó la Dra. Claudia Sotelo Arias.

Generación Covid presenta depresión, angustia y enojo

A decir de la experta, dicho escenario se agudiza en niños que pasan de kínder a primaria, de primaria baja a alta y de primaria a secundaria: “existen cambios biológicos y emocionales que son fundamentales para la vida futura de los seres humanos. Estos cambios son impostergables y al no cumplirse están generando cuadros de depresión, hastío, ansiedad, angustia y hostilidad en los menores. A futuro aún no sabemos el grado de impacto que tendrá en el desarrollo de la Generación Covid, pero con certeza habrá secuelas. Por ello es indispensable  tomar acciones desde ahora”, sostuvo Sotelo Arias.

La estudiosa de la salud mental infantil precisó que cuando los niños regresen al sistema escolarizado presencial, porque algún día sucederá, con certeza tendrán problemas de adaptación en sus entornos escolares:

“Es fundamental cerrar ciclos, y por desgracia no lo están haciendo. Un niño que estaba en sexto de primaria, a la mejor regresará a clases cuando esté en primero o segundo de secundaria: ellos pagarán un precio emocional fuerte”, dijo.

Las especialistas de CEEPI describieron los escenarios a los que se enfrentará la Generación COVID en un futuro:

  • Inseguridad en el trato con otros niños o adolescentes por falta de identidad y de autonomía.
  • Inmadurez emocional: seguir comportándose como niños pequeños cuando ya no lo son.
  • Hostilidad con sus pares y maestros.
  • Cuadros de timidez y ansiedad generalizada.
  • Presentarán cuadros de hiperactividad y deficiencias para concentrarse.
  • Impulsividad que provocará accidentes (vivir lo que no se pudo durante todo este tiempo).
  • Desconfianza permanente por el prójimo (secuelas de la pandemia).

Para sobrellevar estos escenarios recomendaron:

  • Es fundamental cuidarse ahora más que nunca, pero cuando sea posible, edificar burbujas con amigos de los niños que también se están cuidando para organizar comidas, salidas a parques públicos o centros de esparcimiento en lugares abiertos.
  • Favorecer la convivencia con otros niños en escenarios seguros y que cumplan con las medidas sanitarias obligatorias.
  • Salir al campo, parques naturales y lugares donde se pueda realizar deportes: es indispensable convivir otra vez con la naturaleza.
  • Realizar actividad física es fundamental, incluso más que las actividades académicas: los niños necesitan practicar algún deporte para desarrollarse y crecer en todos los sentidos, no pueden estar todo el día sentados detrás de una computadora: hay que activarlos a como dé lugar.
  • Hablar con ellos de la frustración que sienten por no estar con sus amigos.

“Sabemos que el regreso a clases depende de las medidas que tomen las autoridades sanitarias y educativas; pero es fundamental pensar en un regreso próximo o cuando las condiciones lo permitan: los niños no deberían estar más tiempo encerrados en sus casas”, concluyó Sotelo Arias.

AR 


Compartir