HERALDO KIDS

Teoría de género para niños y adolescentes: 9 libros que desafían estereotipos

La literatura es formadora de identidad ya que a través de ella adquirimos saberes y habilidades que constituyen nuestro imaginario sobre cultura, convenciones sociales, interacción

ESTILO DE VIDA

·

Los estereotipos de género son una constante en todos los productos culturales que consumimos día a día. Pensemos un momento en los pasillos del supermercado, ¿qué color predomina en el área de muñecas? ¿y en el área de carritos y figuras de acción? Seguramente habrás llegado a la conclusión, casi de manera natural, de que el pasillo rosa corresponde a las niñas y el pasillo azul a los niños. No te preocupes, estamos entrenad@s para pensar esto.

A lo largo de los años la sociedad se ha visto conformada por una infinidad de roles y concepciones culturales que conforman el imaginario general sobre ciertos temas, profesiones, creencias, etc. De la misma manera es que hemos llegado a la concepción de lo que es el “género”. Antes de adentrarnos en las repercusiones que esto tiene en las infancias, me gustaría diferenciar los conceptos. 

El Heraldo Kids y Perla Moreno Torres del área de Atención a comunidades en situación de vulnerabilidad de IBBY México te describen el tema de género como una construcción cultural dentro la literatura infantil y juvenil.

Recordemos que la equidad se considera una categoría que analiza cómo se definen, representan y simbolizan las diferencias sexuales en la sociedad (sexo biológico, es decir, los genitales con los que nacimos). Al ser una construcción cultural, el concepto cambia conforme la sociedad lo hace. De esta manera, en el siglo XVI los tacones eran utilizados por los hombres pertenecientes a la realeza y ahora son atribuidos y asociados únicamente con las mujeres. 

Por otro lado, los roles de género son cargas de significados atribuidos a mujeres y hombres colocándolos como opuestos, lo que produce la impresión de que tienen diferencias irreconciliables que derivan en la justificación de la discriminación de género; por ejemplo, las mujeres no pueden trabajar en el sector automotriz, los hombres no deben llorar, las niñas visten de rosa y los niños de azul, etc.

Ejemplos hay miles, para imaginarlo mejor hagamos el siguiente ejercicio de reflexión:

Digamos cinco campos laborales y reflexionemos qué género se nos viene a la mente: medicina, enfermería, aviación, arquitectura e ingeniería. ¿La mayoría fueron hombres o mujeres? ¿Qué implica que nuestras respuestas sean automáticas? Es aquí donde podemos ver de primera mano la importancia de la crianza y educación libre de estereotipos de género. 

Al ser adultos facilitadores tenemos la responsabilidad de otorgar a los más pequeños, esos recursos que contribuyan a su libre desarrollo, tanto mental como físicamente, libres de estereotipos dañinos y con plena conciencia de que las diferencias biológicas no deben ser un factor clave para su desarrollo personal y profesional. 

Pero ¿cómo empezar?, aunado a una crianza respetuosa, el acceso a literatura infantil y juvenil libre de estereotipos contribuirá a esto. Lo que leemos nos conforma. La literatura es formadora de identidad ya que a través de ella adquirimos saberes y habilidades que constituyen nuestro imaginario sobre cultura, convenciones sociales, interacción, etc. Los libros nos permiten entrar en contacto con diferentes formas de ver el mundo y habitarlo, y ¿qué mejor que empezar desde la infancia?

Aquí encontrarás algunas sugerencias de libros que desafían los estereotipos: 

  1. Sombras en el arcoíris de Mónica B. Brozon.
  2. Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes de Elena Favilli y Francesca Cavallo.
  3. La princesa listilla de Babette Cole.
  4. ¿Hay algo más aburrido que ser una princesa rosa? de Raquel Díaz Reguera.
  5. Yo voy conmigo de Raquel Díaz Reguera.
  6. Las niñas son de ciencias de Ire Civico Embuena y Parra Castillo Ser.
  7. Todos deberíamos ser feministas de Chimamanda Ngozi Adichie.
  8. Y vivieron felices… de Laetitia Bourget.
  9. Érase una vez una princesa que se salvó sola, editorial Nubes de Tinta.

Ejerzamos nuestra responsabilidad desde la selección de libros que damos o leemos a nuestras hijas, hermanos o primos. Abandonemos los estereotipos y abrámonos a la diversidad de sexualidades y géneros que existen. Reconozcamos que existe una desigualdad entre los géneros que no es natural y nombremos lo que sucede para visibilizarlo. Seamos lectoras críticas.

mgm

Temas