DÍA DE MUERTOS

Conoce la verdadera historia del Xantolo, el Día de Muertos de la Huasteca Potosina

El Xantolo, es la celebración de Día de Muertos en la Huasteca Potosina y es la fecha más esperada por los habitantes de la región y aquí te contamos todos los detalles de esta celebración

ESTILO DE VIDA

·
Se trata de una tradición ancestral que tiene orígenes prehispánicos. Foto: CUARTOSCURO

El Xantolo es una tradición muy arraigada y además muy bella en San Luis Potosí, la cual se puede disfrutar con todos los sentidos, la vista, para observar los altares, máscaras bailes, y más pero... ¿conoces cómo se originó? 

Según los lugareños, corría el día de los Fieles Difuntos en la Huasteca Potosina, pero a diferencia de como ahora lo conocemos, anteriormente todo lucía gris por el ambiente frío y triste que prevalecía: el ánimo sombrío de las familias reunidas en el panteón; tumbas de tierra sin colorido ni cruces o imágenes cristianas, adornadas humildemente con las ofrendas que contenían alimentos, bebidas y humo de inciensos. No había cantos ni rezos, sólo recuerdos.  

Sin embargo, ese año sería distinto, algo extraordinario sucedió: un enmascarado fantasmal bailando de cripta en cripta apareció y atrajo la atención de los presentes. Había música, pero nadie estaba tocándola. La gente miró con incredulidad, pero al darse cuenta de que todo era real, algunos corrieron a refugiarse en sus casas y otros más fueron en busca del sacerdote para explicarle lo acontecido en el panteón y pedirle que hiciera algo para expulsar al espíritu.

Xantolo

El sacerdote escuchó intrigado, y dijo conocer que existían diversos entes del más allá en la zona, pero jamás había oído de uno similar al que le describían, finalmente desconcertado aceptó acudir al panteón para ahuyentar al ánima.

El padre fue acompañado por una comitiva de lugareños armados con palos y piedras. Cuando llegaron al camposanto el espíritu enmascarado seguía  bailando alegremente entre las tumbas. Fue entonces que el sacerdote se paró frente a él y preguntó: “¿Quién eres? ¿Qué quieres aquí?”

A lo que el fantasma respondió: “¿Acaso no me conoces? Soy Xantolo y represento la alegría. He venido aquí porque me cansé de verlos tan sombríos y decaídos en estas fechas de recuerdos, como si la muerte fuera una razón de tristeza, cuando en realidad es lo contrario”.

Después de una larga conversación en una lengua extraña entre el espíritu y el sacerdote, al fin el hombre miró a sus seguidores y explicó: “Esta ánima es Xantolo, no es alguien de este mundo terrenal, ni de carne y hueso, sino un espíritu benefactor que quiere enseñarnos cómo honrar a nuestros muertos con danzas, alegría y gozo. No debemos temerle”.   

Al principio la gente pensaba se trataba de un chiste, pero al mirar la seriedad del sacerdote se convencieron de que hablaba en serio. Posteriormente Xantolo en su lenguaje invocó a otros espíritus que al igual que él bailaban con máscaras por las tumbas, todo aquello parecía una fiesta; el padre se les unió a las danzas y posteriormente lo hizo la gente del pueblo. Al principio lo  hicieron con cierta reserva pues pensaban que estarían faltando al respeto a sus difuntos pero poco después los lugareños perdieron las inhibiciones y se convencieron de que aquel no era un día de luto, sino de alegría al recordar a sus seres amados que ya no estaban en este mundo.

El día terminó con el crepúsculo bajo un ambiente festivo. El sacerdote y los habitantes del pueblo se retiraron del panteón y en medio de la oscuridad, Xantolo y sus danzantes se desvanecieron. Después de lo vivido, la gente acordó acudir a aldeas vecinas para contar lo sucedido y difundir las enseñanzas de Xantolo. Los músicos enseñaron a sus vecinos las melodías; los artesanos  instruyeron  a  sus  colegas sobre  cómo  elaborar  máscaras  especiales para esas fiestas, las cuales representaban a ancianos; también los orientaron sobre cómo realizar las diferentes danzas.     

De esta manera se corrió la voz por todos los pueblos de la Huasteca Potosina, y a partir de entonces la gente ha seguido la tradición de montar altares coloridos y organizar danzas con huehues enmascarados que bailan en las calles y en los panteones con singular alegría para divertirse, tal como un día lo hicieron Xantolo y su séquito de danzantes.

Sigue leyendo

¿Qué destinos son los más populares para el Día de Muertos?

Secretos del Xantolo, la celebración de Día de Muertos en San Luis Potosí

Llega la Feria del Cempasúchil 2021 a Paseo de la Reforma y esto es lo que debes saber