¿Qué es la vitamina D y por qué se ha popularizado en los últimos meses?

En los últimos meses los científicos han puesto especial atención en la vitamina D, un elemento relacionado con el sistema inmunológico

¿Qué es la vitamina D y por qué se ha popularizado en los últimos meses?
Esta vitamina es conocida por ayudar al cuerpo a absorber el calcio. Foto: Pexels

Los beneficios de ciertas vitaminas son conocidos por muchos, como la C, que se usa de forma más frecuente en la época de frío, pues es relacionada como auxiliar para reforzar el sistema inmune y evitar resfriados. Pero en los últimos meses otra vitamina se ha populariza, y se trata de la D, pero ¿sabes qué es?

De acuerdo con un comunicado de la Sociedad de Endocrinología, la vitamina D es una hormona producida por los riñones que controla la concentración de calcio en la sangre y afecta al sistema inmunológico.

Es conocida por ayudar al cuerpo a absorber el calcio, y la deficiencia de esta hormona puede llevar a enfermedades de los huesos como la osteoporosis. También juega un papel importante en los sistemas nervioso, muscular e inmunitario.

¿Por qué se ha popularizado la vitamina D?

Según un estudio publicado en Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, más del 80 por ciento de los pacientes de covid-19 tiene deficiencia de vitamina D, algo que puso a este elemento en la mira de los científicos y las búsquedas en internet, pues son muchos los que desean saber como se obtiene. 

Más del 80 por ciento de los pacientes de covid-19 tiene deficiencia de vitamina D, de acuerdo con un estudio. Foto: Cuartoscuro

De acuerdo con el sitio especializado Medline Plus, la vitamina se puede obtener de tres maneras: a través de la piel, de la dieta y de suplementos. Es importante saber que el cuerpo forma esta hormona naturalmente después de la exposición al sol. Sin embargo, nunca es bueno excederse, ya que demasiado sol puede tener consecuencias. 

Los alimentos ricos en vitamina D incluyen las yemas de huevo, pescado de agua salada e hígado y otros alimentos, como la leche y el cereal, que muchas veces están enriquecidos con este elemento. También se pueden tomar suplementos, pero lo más recomendable es consultar la dosis con un especialista. 


Compartir