MARÍA FELIX

María Félix y Jorge Negrete: ¿Cómo pasaron del odio al amor?

La pareja de Cine de Oro se había jugado odio eterno en 1942, pero 10 años después terminarían consumando su amor en sagrado matrimonio

María Félix y Negrete consumarían su amor en 1952, 10 años después de jurarse odio eterno
Escrito en ESPECTÁCULOS el

María Félix y Jorge Negrete fueron parte importante del Cine de Oro en México, pero la relación no sería completamente agradable en el inicio, ya que la relación entre ambos no había sido del todo agradable, menos después de haber participado en una película juntos, “El Peñón de las ánimas”, en 1942, donde se había decretado el odio entre ambos.

Lo que nadie espera era que después de haberse jurado no volver a compartir la pantalla entre ambos terminarían consumando su amor en sagrado matrimonio en 1952 en Tlalpan, por lo que en esta ocasión les presentamos cómo fue que pasaron de odiarse a ese “amor eterno”.

Se dice que el romance fue fugaz, ya que el primer gran detalle que tuvo con “La Doña” fue en el mismo 1952, año en el que venía regresando de Argentina de haber grabado “La Pasión Desnuda” y donde se había comprometido con Carlos Thompson, a quien le hizo la falsa promesa de casarse después de su viaje a México.

La historia

Cuando Félix regresó a México la recibieron con un ramo de flores y un mensaje que decía “Qué bueno que no te casaste con el argentino”, este mensaje fue enviado por parte de Jorge Negrete. Este mensaje sería crucial, ya que se dice que la actriz no lo olvidaría.

Después de esto, el “Charro Cantor” comenzó a llenar de detalles, obsequitos y serenatas a María, mismos que terminarían en un romance apasionado y por último en una boda entre dos figuras de suma importancia en el Cine Mexicano.

Fue despecho

Algunas de las teorías que surgieron después de confirmarse la relación amorosa entre Negrete y “La Doña" era que el cantante y actor había llegado a ella por despecho, ya que en el mismo 1952 había terminado su relación con Marín y no había terminado tan bien como se había manejado en la prensa.

Al final del día la boda se realizó el 18 de octubre de 1952 en Tlalpan con un evento muy mexicano, ya que se dice que las invitadas vistieron un traje de calle con rebozo. Negrete se presentó con un traje de charro y María Félix portaba un vestido mexicano. La comida en el evento fue 100 por cierto mexicana al contar con chilaquiles, quesadillas, y mole.

dza