18 FICM: “Blanco de verano” y la prematura madurez de un adolescente

Rodrigo Ruiz Patterson llega con su ópera prima al Festival Internacional de Cine de Morelia

18 FICM: “Blanco de verano” y la prematura madurez de un adolescente
La película se centra en Rodrigo, un adolescente que no le agrada la pareja de su mamá. FOTO: ESPECIAL

El director Rodrigo Ruiz Patterson debuta en el séptimo arte con “Blanco de verano”, una película que retrata la madurez prematura de un adolescente y su complicada relación con su madre y su nuevo novio, una historia que empezó como una autobiografía, pero con toques de ficción para dramatizarla.

“Empecé escribiendo sobre mi infancia y vivencias que me importaban, pero acudí con mi amigo Raúl Sebastián, uno de los guionistas, descubrimos que mi vida no era tan interesante y decidimos ficcionar para tener una película consecuente donde la trama la dictaran las acciones de los personajes”, detalló.

La historia muestra a “Rodrigo”, interpretado por Adrián Rossi, un adolescente de 13 años que no se siente cómodo con la pareja de su mamá, quien le da plena libertad por ser el hombre de la casa, por eso siente que su territorio ha sido invadido. 

Para crear este personaje, Rossi se inspiró en sus propias vivencias, porque su mamá también tuvo una nueva pareja y aunque no cayó en acciones tan extremas como las de su papel, sí identificaba las emociones. “También pase por la adaptación de un novio, incluso verlos teniendo relaciones, recordar todo lo que sentía me ayudó a llegar a los tonos de ‘Rodrigo’, y fue difícil, porque no conocía el guion, sólo iba reaccionando de acuerdo a las situaciones y a las charlas que tuve con el director”, contó Adrián. 

Ruiz Patterson decidió que el protagonista no conociera el guion para que no estuviera predispuesto a lo que pasaba, prefirió contarle su experiencia, escuchar la suya y juntos crear la personalidad del papel. 

“Adrián es un chico muy sensible e inteligente, tuvo mucho compromiso con la película y al final él simplemente estaba dispuesto a reaccionar con lo que sucede en su entorno”, contó Ruiz, quien con su ópera prima llega al Festival Internacional de Cine de Morelia por tercera vez, agradeciendo que la cinta tenga su estreno en una sala y con público presente, en medio de la crisis sanitaria.

La película compite en la selección oficial de largometrajes del certamen y aunque durante la proyección la sala se encontraba con menos del 50 por ciento de su capacidad, lejos de la imagen que Patterson tenía en mente de sus anteriores visitas, agradeció que la gente disfrutara la función. En la cinta también participan Fabián Corres y Sophie Alexanger.

Por Patricia Villanueva


Compartir