RFC

No habrá sanciones contra jóvenes que no se inscriban al RFC, asegura el SAT

La SEP solicita el RFC y la firma electrónica para poder emitir las cédulas profesionales de los recién graduados y titulados.

ECONOMÍA

·
Destacan que entre los beneficios que tienen los jóvenes es que con este registro se asegura su identidad fiscal.Créditos: Archivo

Con la Miscelánea Fiscal 2022 se aprobó el Registro Federal de Contribuyentes (RFC) obligatorio para mayores de 18 años, sin embargo, durante este lapso no habrá penalidades, ni multas, ni sanciones, informó el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

A través de un comunicado de prensa, destacó que la incorporación al RFC y, la obtención en conjunto de la e.firma (firma electrónica), no implica que estén obligados a pagar contribuciones ni a presentar declaraciones, a menos que ya realicen alguna actividad económica.

“Los jóvenes que se inscriban al RFC sin actividad económica no están obligados a pagar impuestos ni a presentar declaraciones informativas, mensuales o anuales; tampoco a dar avisos, a menos que cambien de régimen e inicien actividad; mientras tanto, el SAT no aplicará ningún tipo de sanciones o cobro de impuestos por ello”, detalló la dependencia.

Además, reiteró que, de acuerdo con lo aprobado por el Congreso de la Unión, ningún joven será sancionado por no registrarse, ya que aseveró que esta institución tiene muy claro que la transición del registro llevará cierto tiempo.

“Con esta propuesta, el SAT busca incorporar al RFC a los jóvenes mayores de 18 años con la finalidad de introducirlos a la cultura contributiva, pero sobre todo, protegerlos del robo de identidad ya que las empresas fantasma los utilizan como prestanombres”, destacó la dependencia.  

Además, indicó que al contar con su RFC y su firma electrónica, los jóvenes recibirán avisos en los medios de contacto que den de alta (correo electrónico), en caso de que su identidad haya sido utilizada por dichas empresas.

Además, la Secretaría de Educación Pública solicita el RFC y la firma electrónica para poder emitir las cédulas profesionales de los recién graduados y titulados.

El SAT destacó que entre los beneficios que tienen los jóvenes es que con este registro se asegura su identidad fiscal, pueden realizar trámites y servicios comprobando su identidad digitalmente y se protegen sus datos y se combate la corrupción al prevenir el robo de identidad.

Cabe mencionar que, si los jóvenes ya estaban inscritos en el RFC y no trabajan, deben verificar que estén registrados como personas físicas sin actividad económica y revisar que se mencione: “Sin obligaciones fiscales”.

alg

Sigue leyendo

Insuficiencia en insumos automotrices persistirá en 2022 al igual que la crisis en el sector: AMDA

Remesas registran aumento del 37.7% durante noviembre de 2021

Cruceros tienen mejores controles sanitarios que otras plataformas turísticas, asegura Arturo Musi

Temas