Home Office: ¿Mi jefe me puede pedirme trabajar después de terminar la jornada?

Debido a la pandemia generada por el Covid-19, muchas empresas se vieron en la necesidad de no laborar en sus instalaciones y hacer que sus empleados y todo el personal labore vía remota, acción mejor conocida como el home office

Home Office: ¿Mi jefe me puede pedirme trabajar después de terminar la jornada?
Esta nueva forma de trabajar, ha generado que los empleados se sientan quizá un poco más alejados de sus compañeros Foto: Especial

Debido a la pandemia generada por el Covid-19, muchas empresas se vieron en la necesidad de no laborar en sus instalaciones y hacer que sus empleados y todo el personal labore vía remota, acción mejor conocida como el home office. 

Esta nueva forma de trabajar, ha generado que los empleados se sientan quizá un poco más alejados de sus compañeros de trabajo, a su vez que los jefes pueden sentir que sus subordinados, no estén laborando como deberían pues no los pueden ver todo el tiempo. 

La premura ocasionada por la pandemia ha sido un factor para que esta forma de trabajo no se aplique de la forma más eficiente, amigable y humana; es decir, bajo una dinámica que cumpla con los objetivos de la organización, sin transgredir las necesidades y la vida privada de sus colaboradores.

Uno de los principales retos a los que se enfrentaron las organizaciones y los líderes de equipo fue cómo organizar a sus equipos de manera remota; en ese sentido, “la recién aprobada reforma que regula el teletrabajo en México, es una guía para que las empresas generen esquemas amigables y funcionales, y entre sus obligaciones más destacadas y necesarias está el del derecho de los trabajadores a la desconexión al término de la jornada laboral”, afirma Andrea Rojas, Head de Recursos Humanos en Runa, sistema de nómina y gestión de Recursos Humanos.

Dicho apartado sienta un precedente en materia de protección a la salud emocional y productividad de los colaboradores, ya que “el home office puede representar un reto para establecer una limitante entre el periodo de trabajo y la vida privada de cada empleado, ya que ambos se realizan en un mismo espacio: el hogar”. 

¿Qué es el derecho a la desconexión?

El derecho a la desconexión se entiende como la libertad del empleado para atender mensajes, llamadas o cualquier actividad laboral únicamente durante su jornada, la cual deberá estar correctamente especificada.

Adicional a este derecho, la reforma establece en su Artículo 330-I los mecanismos, sistemas operativos y cualquier tecnología que los empleadores podrán utilizar para supervisar el teletrabajo.

También señala que “solamente podrán utilizarse cámaras de video y micrófonos para supervisar el teletrabajo de manera extraordinaria, o cuando la naturaleza de las funciones desempeñadas por la persona trabajadora bajo la modalidad de teletrabajo lo requiera”.

dhfm


Compartir