Más de 30 millones de latinoamericanos buscan un empleo, pero no lo consiguen: OIT

El 2021 va a iniciar con el empleo en “terapia intensiva”; el mercado laboral de la región registra un fuerte deterioro y mayor precariedad

Más de 30 millones de latinoamericanos buscan un empleo, pero no lo consiguen: OIT

Las personas que buscan empleo y no lo consiguen en América Latina suman 30.1 millones en 2020, esta cifra representa un crecimiento de 21.8 por ciento, comparada con el número de personas que había en esta situación, hace un año.

“Llegamos a 2021 con el empleo en terapia intensiva. Esta es la crisis más grande que haya registrado este informe en toda su existencia”, alertó

De acuerdo con el nuevo informe Panorama Laboral 2020 de ALyC, realizado por la Organización Internacional del Trabajo, este año marcado por la crisis de COVID-19, son 5.4 millones de personas más en la región que están buscando un empleo, sin encontrarlo.

El reporte destaca que la tasa de participación en la región se desplomó en 5.4 puntos porcentuales hasta 57.2 por ciento, de acuerdo con los datos disponles al cierre del tercer trimestre de 2020.

“Más allá de los porcentajes esto significa que unas 23 millones de personas salieron de la fuerza laboral temporalmente y han perdido sus empleos y sus ingresos. En la medida que las economías se recuperen, su regreso a los mercados de trabajo generará presiones adicionales para los indicadores de desocupación del año próximo”, comentó el director regional de la OIT, Vinícius Pinheiro.

A pesar del lamentable panorama que enfrenta el mercado laboral en 2020, en 2021 puede ser peor. La tasa de desocupación podría volver a subir hasta 11.2 por ciento, estima la OIT.

Mujeres y jóvenes; los más afectados

“La crisis sanitaria en 2020 ha tenido un impacto aún más significativo en el desempeño de los indicadores laborales de las mujeres”, destaca el documento.

El reporte destaca que la tasa de desocupación juvenil subió 2.7 puntos porcentuales hasta 23.2 por ciento, un nivel que no había sido registrado antes, y que implica que uno de cada cuatro jóvenes estaba sin empleo al tercer trimestre de 2020.


Compartir